La Paz. El general (r) René Sanabria Oropeza, ex jefe antidrogas y miembro del Centro de Inteligencia y Generación de Información (Cigein) del ministerio de gobierno boliviano, iba a concretar un negocio de US$5,6 millones por el envío de 2,8 toneladas de cocaína al mercado de Miami, Estados Unidos.

Según información publicada por el diario chileno El Mercurio, Sanabria tenía previsto cobrar alrededor de US$2.000 por el traslado de cada kilo de la droga.

El informe indica que el Sanabria viajó en agosto del 2010 al norte de Chile (Arica), junto al coronel Milton Sánchez -comandante del distrito policial 4 de la zona sur de La Paz- con el objetivo de concretar el negocio del envío de 144 kilos de cocaína a Miami, vía Panamá, a bordo de un contenedor.

En ese viaje, se añade, el general en retiro recibió US$75 mil, como un adelanto. Ambos habrían viajado en bus para no despertar sospechas.

Pareja. Sanabria realizaba el trato con una pareja que aparentaba ser un matrimonio que tenía conexión con grupos de narcotraficantes en Miami, pero que en realidad eran agentes encubiertos del OS-7 de los carabineros chilenos, quienes trabajaban en estrecha relación con personeros de la DEA norteamericana.

Según el diario, Sánchez tenía conocimiento cabal sobre bandas mafiosas y circuitos de tráfico de drogas en la región.

Sanabria y Sánchez, tras su llegada al terminal de Arica, tomaron un taxi para llegar a un hotel lujoso de la ciudad chilena. Allí se encontraron con la pareja de supuestos narcos, con quienes debían cerrar el trato del envío de los 144 kilos de droga.

Después de almorzar, todos se fueron a una habitación para cerrar trato. “Parecía un escenario seguro para Sanabria y Sánchez. Pero la realidad era otra. Desde el cuarto contiguo, como en una producción cinematográfica, la cita era monitoreada mediante micrófonos por un grupo de expertos del OS-7”, relata la nota de El Mercurio.

Por medio de esta operación, los carabineros reunieron la información referida al tráfico de clorhidrato de cocaína desde Bolivia a Estados Unidos. Todos los datos fueron remitidos a la Fiscalía de Miami, instancia que levantó cargos contra Sanabria y sus cómplices.

El operativo concluyó con la detención de Sanabria y de Juan Foronda Azero, en Panamá, el 24 de febrero, luego de que los agentes encubiertos y la DEA hicieron un seguimiento de los 144 kilos de cocaína que fueron enviados, desde Bolivia vía Arica, en un contenedor con rocas de zinc.

Posteriormente, los dos capturados fueron enviados a Estados Unidos. El general boliviano fue detenido preventivamente por orden de un juez en Miami el 1 de marzo, por riesgo de fuga.

Sanabria fue director nacional de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (Felcn) entre 2007 y 2008. Posteriormente, integró el Centro de Inteligencia y Generación de Información.

Sanabria afirmó a los agentes encubiertos del OS-7 de carabineros que él tenía contactos, para recolectar cocaína, con tres grupos de narcotraficantes en Bolivia, los mismos que operaban en los departamentos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.