Belfast. Una bomba destruyó un puente en Irlanda del Norte en la noche del sábado, en un ataque que la policía dijo estuvo dirigido contra sus agentes.

La explosión ocurrió en un camino rural cerca de la frontera del sur de Armagh. Nadie resultó herido. El ataque ocurrió mientras la policía de la República de Irlanda interrogaba a cinco hombres como parte de una investigación sobre milicianos disidentes republicanos activos en Irlanda del Norte.

El superintendente de la policía, Alisdair Robinson, dijo que la explosión fue un "acto totalmente imprudente que fácilmente pudo haber llevado a la pérdida de vidas si alguien hubiese estado manejando (por el puente) a esa hora".

"Sin embargo, creo que en esta etapa el blanco real eran mis oficiales. Este fue un intento por atraer a la policía a la zona para lesionarlos o matarlos", sostuvo.

Un acuerdo de paz de 1998 puso fin a la mayoría de los enfrentamientos que se libraron durante tres décadas entre los grupos predominantemente católicos que quieren una Irlanda unida y los protestantes que quieren que Irlanda del Norte siga siendo parte del Reino Unido.

Las principales organizaciones paramilitares de ambos bandos, tales como el IRA, depusieron armas, pero algunos grupos militantes incrementaron los ataques recientemente.

Los disidentes atacaron las fuerzas de seguridad muchas veces, y se supone que el Real IRA estuvo lanzando gran parte de la campaña incluyendo coche bombas y disparos a oficiales de policía.

El ataque al puente tuvo lugar de cara a un día de desfiles el lunes por la pro británica Orden Naranja, conformada por protestantes que quieren que Irlanda del Norte continúe siendo una provincia británica.

Los manifestantes, quienes usaban fajas y sombreros hongos para conmemorar la victoria de protestantes frente a católicos en el siglo XVII, causa tensión cada año con la minoría católica, a muchos de los cuales les gustaría ver una Irlanda unida.

El año pasado, nacionalistas que causaban disturbios atacaron a la policía con ladrillos, botellas y otros dispositivos en el día.