Un bombardeo de militares colombianos a un campamento de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dejó varios rebeldes muertos en el departamento de Chocó (oeste), cerca de la frontera con Panamá, informaron este sábado fuentes oficiales.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, confirmó la destrucción de un campamento rebelde en una zona rural conocida como Cabo Marzo, en donde se encontró un alijo de cocaína, armas y "se estima" que 15 guerrilleros pudieron haber muerto, pero no se ha confirmado oficialmente.

"Se realizó una acción ofensiva contra una estructura del frente 57 de las FARC, ese frente anda como muchos de esa organización dedicados al narcotráfico campante", dijo el funcionario al señalar que solo se han podido rescatar dos cadáveres de guerrilleros.

Pinzón agregó que "se estima que otros 13 pudieron haber quedaron ahí sepultados y se encontró también gran cantidad de droga que comprueba esa relación directa entre esa organización terrorista y las actividades del narcotráfico".

El ministro subrayó que la evidencia de los vínculos de las FARC con el narcotráfico "es clara" y "no se puede discutir" después de este bombardeo, realizado a principios de esta semana, pero solo revelado hasta ahora.

La guerrilla ha señalado en repetidas ocasiones y escenarios que ellos no cultivan ni trafican cocaína, sólo cobran un "impuesto" a los cultivadores de hoja de coca en las regiones donde hacen presencia.

Sin embargo, el gobierno asegura que los rebeldes se han enriquecido con el negocio del narcotráfico y sus vínculos con carteles mexicanos.

El gobierno colombiano y las FARC iniciaron este jueves formalmente en Hurdal (Noruega), en las afueras de Oslo, un proceso de paz para la terminación del conflicto armado de casi 50 años.

En un comunicado conjunto leído el pasado jueves por representantes de Cuba y Noruega, países garantes de los diálogos, las partes confirmaron que se volverán a reunir el 5 de noviembre en La Habana (Cuba) para continuar con el proceso y el 15 del mismo mes comenzarán las negociaciones.

En tanto, al menos cinco soldados murieron este sábado y otros doce resultaron heridos en un ataque de la guerrilla de las FARC en una zona rural del municipio de Puerto Asís, departamento del Putumayo, sur de Colombia.

Los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) atacaron un camión militar al paso por un puente sobre la quebrada Los Chivos, según el primer informe oficial.

Javier Rosero Pai, secretario de gobierno departamental, indicó a Caracol Radio que el ataque con explosivos dejó cinco muertos y doce heridos, varios de ellos de gravedad, quienes fueron trasladados a hospitales de las localidades de Puerto Asís y Mocoa.

El ataque se presentó en la mañana de este sábado en esa región fronteriza con Ecuador