Lima. Andina. El embajador de Brasil en Perú, Carlos Alfredo Lazary Teixeira, adelantó que su gobierno planteará reforzar el rol de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) frente a la lucha contra el narcotráfico, durante la Conferencia Internacional Antidrogas que se realizará en Lima.

En declaraciones a la agencia Andina, dijo que la administración de la presidenta Dilma Rousseff está convencida que el problema de las drogas debe ser abordado a través de una visión regional que comprometa a todos los países de América del Sur.

“Y también el rol de las relaciones bilaterales en el sentido de lo que se pueda hacer en términos de cooperación e intercambio”, añadió.

Agregó que esta reunión antidrogas será también una oportunidad para reforzar el principio de responsabilidad compartida entre los países productores y consumidores en la búsqueda de fórmulas que conlleven a resultados más eficaces.

Saludó, en tal sentido, la iniciativa del presidente Ollanta Humala de realizar esta reunión internacional de cancilleres y encargados de la política antidrogas en el Perú, para discutir este tema, que consideró prioritario en las agendas de todos los países.

“La prioridad que concede el presidente Humala, desde el primer momento, a ese tema, nos da un aliento muy grande para que este asunto tenga una nueva visión, una nueva concertación entre los países”, dijo el diplomático brasilero.

Saludó que el gobierno peruano implemente un nuevo Plan Nacional Antidrogas 2012-2016 y opinó que se trata de un trabajo que constituye un elemento importante para avanzar en la lucha contra el narcotráfico y el lavado de activos.

Lazary Teixeira recordó que Perú y Brasil están trabajando de manera coordinada desde varios frentes en la agenda antidrogas, desde el impulso a los cultivos alternativos hasta investigaciones de los delitos de lavado de activos y el control de insumos químicos.

“Trabajamos en relación a los informes de inteligencia entre la Policía Nacional del Perú y la Policía Federal de Brasil, en la identificación de las bandas, de los locales, de los circuitos de tránsito de la droga hacia Brasil y a través de Brasil”, subrayó.