Madrid. El número de nacimientos descendió en España 5% en 2009 con respecto al año anterior, un dato que muestra un freno en el crecimiento sostenido del índice de natalidad en la última década.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) atribuyó el dato difundido este martes al descenso de mujeres en edad fértil y a una menor fecundidad.

Según los datos del adelanto del informe del INE "Movimiento Natural de la población e indicadores demográficos básicos", el año pasado nacieron en el país 10,73 niños por cada 1.000 habitantes, frente a los 11,37 de 2008.

El número promedio de hijos que tuvo cada mujer en España se situó en 1,40, frente a 1,46 en 2008. El descenso afecta tanto a las españolas, cuyo índice coyuntural de fecundidad pasó de 1,38 a 1,33; como a las extranjeras, que tuvieron un promedio de 1,69 hijos por cabeza frente a los 1,81 del 2008.

Por comunidades autónomas, la única que creció en cuanto a número de nacimientos fue Asturias, que sigue siendo la zona de España con menor natalidad, junto con Castilla y León y Galicia.

Además de reducirse el número de nacimientos, también disminuyó la cifra de matrimonios en 2009, cuando fueron celebradas 10,8% menos bodas que en 2008.

Sin embargo, continuaron creciendo las uniones entre personas del mismo sexo, que fueron de 3.412, un aumento de 218 frente al año anterior.

El INE destacó que 21,3% de las 175.952 bodas registradas el año pasado fueron uniones en las que al menos uno de los contrayentes era extranjero.

En lo que respecta al índice de mortalidad, 383.486 personas fallecieron en el país en 2009, 0,7% menos que el año anterior.

Este dato, unido al descenso de la natalidad, hace que se haya producido un declive en el crecimiento natural de la población; es decir, la diferencia entre el número de nacimientos y el de fallecimientos, que fue de 109.445.

El INE, cuyos datos pueden ser consultados en www.ine.es, obtuvo las cifras de los boletines de parto, defunción y matrimonios del Registro Civil.