Santiago. El centro de la capital chilena pasará a una etapa de transición tras permanecer más de cuatro meses en cuarentena, en medio de una mejoría de los indicadores de la pandemia de coronavirus, informaron este miércoles autoridades de salud.

El relajamiento de las medidas contará a partir del lunes en el municipio de Santiago, que estaba confinado desde el 26 de marzo. El vecino municipio de Estación Central, una zona de fuerte comercio y circulación de personas, también irá a la transición tras estar en cuarentena desde fines de abril.

"Un anuncio muy importante para nosotros y que además nos da mucha satisfacción es anunciar que las comunas de Estación Central y Santiago pasan a transición", dijo en el ministro de Salud, Enrique Paris, al entregar el balance diario sobre el avance del virus en el país.

Los primeros casos de coronavirus en Chile se reportaron a inicios de marzo. Desde entonces, autoridades comenzaron a aplicar medidas como cuarentenas, cierre de fronteras, suspensión de clases y cierre de recintos como restaurantes, cines y gimnasios, entre varias otras.

El desconfinamiento de Santiago -esperado desde hace semanas por ciudadanos y la autoridad local- ocurre pocos días después que se habían relajado las medidas en otros municipios de la capital como Providencia o Las Condes, ubicados en zonas más acaudaladas de la ciudad.

"El domingo vamos a cumplir 143 días de cuarentena, lo que ha sido muy difícil de sobrellevar para gran parte de la población que sí ha cumplido estrictamente los protocolos sanitarios", dijo el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri.

En la región metropolitana donde está Santiago viven más de 6 millones de habitantes. En el centro está la sede de gobierno y buena parte de la actividad comercial y de servicios públicos de la capital.

La decisión de relajar las medidas se había postergado ya que aunque el centro tiene 400.000 habitantes, circulan diariamente 2,5 millones de personas, según las cifras oficiales.

Críticos del gobierno habían dicho que la decisión de no desconfinar respondía a razones políticas debido al temor a que regresen las protestas sociales que sacudieron al país desde octubre del año pasado.

El alcalde enfatizó que "esto es una transición a una próxima apertura, tenemos que ir con mucha cautela", añadiendo que han tomado medidas para que los ciudadanos mantengan distancia y cumplan protocolos sanitarios, sobre todo en comercio y servicios públicos.

Chile registra más de 378.000 contagios de coronavirus y 10.205 muertes a causa de la enfermedad.