Concepción. Desde este sábado  1.500 detenidos en el penal El Manzano de Concepción, en la zona sur de Chile, se encuentran en huelga de hambre en protesta por las condiciones de hacinamiento que aseguran enfrentan a diario.

Los detenidos denuncian además malos tratos de parte de la policía penitenciaria (Gendarmería).

El ayuno colectivo comenzó este viernes -señala la prensa local- cuando 400 internos dejaron de comer la alimentación fiscal y esta tarde se sumaron otros 1.100 detenidos.

David Romo, vocero de los reclusos, explicó que sus peticiones incluyen un mejor trato al interior del penal. “Ayer iniciaron la huelga los reos de los módulos 5 y 7 y en estos momentos se suman los módulos 4 y 8 más la sección femenina.

Aproximadamente hay 1500 internos que están en huelga luchando por sus derechos penitenciarios”, indicó Romo al diario La Tercera.

El detenido insistió que seguirán adelante con la movilización hasta que no logren una respuesta satisfactoria de parte de las autoridades.