Una fuerte explosión se registró este lunes en la estación del metro Escuela Militar de Santiago. El hecho dejó ocho heridos de diversa consideración, la mayoría de ellos trabajadores del lugar, según informaron los medios locales.

El hecho ocurrió alrededor de las 14:00 horas de Chile, en un local de la cadena de comida rápida Juan Maestro en el Sub Centro de la Estación escuela Militar de la Línea 1 del Metro de Santiago, indicó La Nación.

Dicho medio indica que Mauricio Repetto, comandante del cuerpo de Bomberos de Santiago, dijo en radio ADN que explosó un artefacto desconocido en un basurero del centro comercial.

Bomberos de la Bomba España a través de su cuenta de Twitter informó que "se trata de explosión de artefacto desconocido, se evalúa cant lesionados".

TVN informó que hay ocho heridos, algunos con fracturas expuestas, que fueron trasladados a centros asistenciales de la zona como la Clínica Las Condes, Alemana y el Hospital El Salvador.

Bomberos informó que los heridos son de diversa consideración.

En el lugar se encuentran trabajando Carabineros.

Ley antiterrorista. El vocero de Gobierno, Álvaro Elizalde, anunció que se aplicará la ley antiterrorista y que el gobierno trabajará para que los autores de este hecho, que afecta a gente inocente, sean castigados.

Puntualizó que frente a este hecho se expresa la "condena más enérgica" y que amerita la "sanción más grave".

"Es un acto terrorista que merece todas las sanciones”, afirmó.

Para Elizalde, la explosión tiene “todas las características” de un “hecho terrorista”, pues ha sido realizado “para generar daño a personas inocentes”.

Gravedad de los heridos. La Nación de Chile informa que son ocho las personas que resultaron heridas. Una de ellas sufrió la amputación traumática de algunos de sus dedos, según indicó Bomberos.

Agencia Xinhua informó que ningún grupo se ha atribuido el atentado, que ocurre a sólo días de conmemorarse un nuevo aniversario del Golpe Militar del 11 de septiembre de 1973, que significó la llegada al poder del régimen del general Augusto Pinochet.

En julio un atentado con bomba afectó un carro vacío del tren subterráneo sin dejar lesionados lo que motivó una querella por atentado terrorista contra los responsables.

Desde 2006 una serie de atentados con bombas de bajo poder han sido reivindicados por movimientos anarquistas y han afectado a cuarteles policiales y entidades financieras sin causar heridos, salvo en ocasiones a sus propios autores.

El mes pasado las cancillerías de Australia, Reino Unido, Bélgica y Canadá emitieron advertencias a sus conciudadanos sobre la ocurrencia de atentados explosivos en la capital.