El Ministerio de Salud chileno ha informado este martes de 5.164 casos nuevos y 57 fallecidos, con lo que el país sudamericano comienza a bajar las cifras récord alcanzadas la semana pasada y que superaron los 8.000 contagios diarios, pero prevé semanas muy difíciles en los centros hospitalarios.

Según los datos de la cartera de salud chilena, los pacientes hospitalizados en UCI han subido este martes a 2.946. En este sentido, el asesor del Ministerio de Salud chileno, Tomás Regueira, ha estimado que "del punto de vista casos, probablemente tenemos dos semanas más, y para el punto de vista hospitalario, tres o cuatro semanas más muy difíciles", según ha recogido Radio Cooperativa.

En el último día se han realizado 35.000 pruebas y la tasa de positividad diaria sigue rebasando el 10% por más de una semana consecutiva (13,91%).

Asimismo, el asesor del Ministerio de Salud chileno ha querido destacar que se espera una mejora de situación por el avance en el plan de vacunación y las restricciones tomadas por el Gobierno.

"Estamos todos muy cansados y es difícil", ha compartido Regueira. "Esto va a bajar y va a llegar el efecto vacuna, y por lo tanto, confiamos en que hagamos este esfuerzo todos para lo que viene por delante", ha concluido.

En cuanto a los casos acumulados, la cifra ha ascendido a 1.037.780, con 972.645 personas recuperadas de la enfermedad. Los fallecidos desde el inicio de la pandemia en Chile son 23.734.