Santiago. El Consejo del Observatorio Europeo Austral dijo este lunes que escogió el norte de Chile para construir el telescopio más grande del mundo, que demandará una inversión superior a los US$1.000 millones.

Cerro Armazones, ubicado en el desierto de Atacama -el más árido del mundo-, fue seleccionado como ubicación para el futuro Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT), dejando en el camino otras alternativas para su emplazamiento, como La Palma en España.

"Este es un hito importante que nos permite finalizar el diseño base de este ambicioso proyecto, que posibilitará importantes avances en el conocimiento astronómico", dijo Tim de Zeeuw, director general del Consejo (ESO, por sus siglas en inglés), en un comunicado de prensa divulgado en Chile.

ESO agregó que "la luz verde (aprobación definitiva) para la construcción se espera a fines del 2010 y el inicio de las operaciones para el 2018".