El Presidente de Chile, Sebastián Piñera, encabezó este domingo la ceremonia de inauguración del monumento “33 Mineros de Atacama, el Milagro de la Vida”.

Al conmemorarse dos años del accidente en la Mina San José que dejó atrapados a 33 mineros, el mandatario agradeció a los trabajadores “que en circunstancias tan difíciles, tan extremas, supieron sacar lo mejor de ustedes mismos y luchar por sus propias vidas, con una fuerza, con una fe, con una esperanza y con un compañerismo que logró tocar las fibras y los sentimientos de hombres y mujeres en el mundo entero”.

Piñera aprovechó la ocasión para llamar a los parlamentarios a aprobar el proyecto de ley de seguridad minera que “incorpora muchos elementos: nuevo sistema de información, de fiscalización, también sanciones para aquellos que no cumplan con sus deberes de resguardar la seguridad y la dignidad de los trabajadores”, dijo.

Indicó que la propuesta “incorpora un aumento sustancial, no solamente en los recursos que se han triplicado, en los fiscalizadores, que también los hemos multiplicado por seis o por siete”.

Recordó que “cuando ocurrió el accidente, teníamos muy pocos fiscalizadores, menos de 20, hoy día ya son más de 50 y han podido realizar 7.500 fiscalizaciones durante los últimos doce meses, triplicando la cantidad de fiscalizaciones que ocurrían antes del accidente”.