Tras conocerse que el Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT) se instalará en la II región de Chile (zona norte del país), la iniciativa implicará una inversión de US$1.500 millones. 

Pese a que aún falta un tercio del financiamiento del proyecto, los responsables están confiados en conseguir los fondos requeridos y comenzar las operaciones del telescopio en 2011.

El telescopio, que será el mayor ojo de los astrónomos en el planeta para observar el universo, implicó una dura competencia con una oferta española que buscaba instalar en las Islas Canarias de ese país la instalación del telescopio, ofreciéndo incluisive 300 millones de euros si se instalaban a decidirlo en su territorio, informó El Mercurio. 

Los encargados, ante los riesgos de terremotos, a propósito del sucedido en Chile hace un par de meses, señalaron que los movimientos sísmicos no ponen en riesgo al telescopio y que de los US$millones destinados a la construcción del recinto, sólo el 1% del monto se destinó a materia de seguridad de la infraestrucura.