En US$300 millones aumentaron las pérdidas del plan de transporte de Santiago de Chile, informó el ministro de transportes, Felipe Morandé, ante la comisión sectorial del senado chileno.

Junto con expresar su preocupación, la autoridad declaró que la situación se hace "insostenible" y que su cartera no podrá cumplir con el marco presupuestario establecido este año por ley para financiar el sistema transporte público de Santiago y que fija en US$674 millones los recursos necesarios para sustentar financieramente el plan.

De acuerdo con el ministro, la anterior administración de René Cortázar no cumplió el acuerdo político de poner en funcionamiento el Panel de Expertos -que define las tarifas- en octubre último. Tampoco realizó un alza de CH$40 y sólo la subió en CH$20 las tarifas de febrero de 2010, de acuerdo a latercera.com

“Es una situación compleja que tenemos que resolver este año" sostuvo el ministro, quien sumó más acusaciones sobre su antecesor, René Cortazar, respecto a malas implementaciones que afectaron el funcionamiento del Transantiago.

Mencionó para ello contratos mal diseñados y compromisos asumidos por el Estado que no debieron asumirse, además de aumentos en el costo del sistema muy significativos, entre otros factores. 

El Transantiago es un plan de transportes para la capital de Chile que se implementó en febrero de 2007, y que ha sido objeto de permanentes críticas por sus innumerables y variados problemas que ha presentado.