Santiago. Después de permanecer once días secuestrado en Venezuela, el chileno Víctor Sergio Santamaría, describió su experiencia como “una odisea que no se la deseo a nadie".

Santamaría fue rescatado este miércoles por la policía e indicó que “estoy bien, estoy vivo".

Explicó que durante su secuestro permaneció en un recinto oscuro, donde dormís sobre colchón de espuma de tres centímetros, narró a CNN Chile

Santamaría, desde la secretaría de Defensa y Seguridad del estado de Zulia, dijo que ha tomado contacto con su familia -padre, madre, hermanos, esposa e hijos- y que “si Dios quiere” pretende viajar a Chile, aunque dijo que es muy pronto adelantar fechas, indicó Emol.

Sergio Santamaría fue raptado el 27 de marzo desde una librería de propiedad de su padre en Ciudad Ojeda, estado de Zulia.