China lanzó este sábado su primera nave espacial con una mujer a bordo mientras el país da sus últimos pasos para construir una estación espacial en una década.

Un cohete Long March despegó del remoto Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan, al noroeste del desierto del Gobi, transportando con él la nave espacial Shenzhou 9 y tres astronautas, incluyendo a la piloto de combate de 33 años, Liu Yang.