Washington. Han pasado años desde que Estados Unidos tuvo buena información de inteligencia sobre el paradero del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, pese a que se piensa que se encuentra en Pakistán, dijo el domingo el director de la CIA, León Panetta.

El funcionario también entregó una cuenta de la guerra en Afganistán, en la que dijo que los talibanes parecían estar fortaleciéndose con una campaña de mucha violencia, pese a que fuerzas encabezadas por Estados Unidos minaron al movimiento islamista con ataques a su liderazgo.

Se están logrando progresos en el conflicto, que ya va a cumplir nueve años, pero "es más difícil, más lento de lo que pienso que cualquiera haya anticipado", dijo Panetta en el programa "This Week" de ABC.

El alto funcionario no respondió directamente ninguna pregunta sobre si se ganaría la guerra.

La estrategia de guerra estadounidense quedó en la mira la semana pasada cuando el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, despidió al general Stanley McChrystal, el máximo comandante en Afganistán y lo reemplazó por el general David Petraeus.

Ahora los legisladores estadounidenses de ambos partidos exigen más respuestas sobre el progreso de la guerra. Algunos interrogarán a Petraeus durante una audiencia de confirmación el martes.

Desde "inicios de la década del 2000" que los funcionarios estadounidenses no tienen " información precisa sobre dónde podría estar (bin Laden)", dijo Panetta.

"Desde entonces, ha sido muy difícil tener cualquier dato de inteligencia sobre su paradero exacto", agregó. "El está, como es obvio, en un escondite muy profundo. El está en una zona de las áreas tribales de Pakistán", comentó.

Negarle al hombre más buscado del planeta un escondite seguro en la anárquica frontera entre Afganistán y Pakistán se ha convertido en un fin de la política occidental desde los ataques del 11 de septiembre del 2001, cuando los talibanes rechazaron en una demanda estadounidense para entregar a jefe de Al Qaeda.

"En la dirección correcta". Panetta dijo que Estados Unidos aún creía que puede en última instancia "hacer salir" a bin Laden, haciendo notar que ya había "eliminado" a más de la mitad del liderazgo de Al Qaeda.

En los últimos meses, la CIA aumentó el ritmo de ataques con aviones no tripulados en las áreas tribales de Pakistán que limitan con Afganistán, dirigidos no sólo a blancos de alto nivel talibanes y de Al Qaeda, sino también a soldados desconocidos.

Panetta dijo que los militantes talibanes, "en lo que respecta a algunos de los actos de violencia, parecen ser más fuertes. Pero el hecho es que estamos socavando su liderazgo y creo que eso es ir en la dirección correcta.

También dijo que un líder talibán que iba vestido de mujer murió durante el fin de semana en una operación militar.

La violencia en Afganistán está en su peor nivel desde el inicio de la guerra a fines del 2001