San Francisco. Dos investigadores de Estados Unidos pronosticaron una drástica reducción de la población en México, Centroamérica, Africa, India y otros emplazamientos tropicales debido al cambio climático.

Solomon Hsiang, profesor asociado de Políticas Públicas de la Universidad de California-Berkeley, y Adam Sobel, profesor de Física Aplicada y Matemáticas de la Universidad de Columbia, indicaron que un calentamiento mundial de apenas dos grados centígrados podría obligar a la reubicación de humanos, animales y plantas a cientos de kilómetros de su hogar actual.

Un alza promedio de la temperatura de la Tierra de dos grados centígrados este siglo es considerado "optimista" en comparación con los pronósticos normales.

Con el uso de un modelo para demostrar la forma en la que la dinámica climática en los trópicos puede ampliar las consecuencias del calentamiento experimentadas en el terreno, los dos científicos concluyeron en una investigación publicada en el más reciente número de la revista Scientific Reports que incluso pequeños cambios pueden tener efectos drásticos.

"No estamos haciendo predicciones específicas sobre los patrones de migración de cada especie, sino que decimos que la tensión geofísica será tal que, conforme más se calienten los trópicos, más lejos tendrán que desplazarse y finalmente, tendrán que dejar los trópicos para refrescarse", dijo Sobel.

Los investigadores describieron los desplazamientos climáticos en los trópicos como "una evacuación casi por completo de la franja ecuatorial" que podría tener efecto en los ecosistemas y en el bienestar humano.

Hsiang explicó esto con un analogía: "Imaginen que tienen un presupuesto fijo que pueden gastar en su apartamento y que las rentas son las mismas en todo el barrio. Si todas las rentas subieran, incluso un poco, podrían tener que mudarse muy lejos para encontrar un nuevo lugar que puedan costear".

Los autores reportaron que algunas poblaciones oceánicas y continentales tendrían que moverse hasta 1.600 kilómetros o más para ubicarse dentro de su "presupuesto de temperatura".

Las simulaciones indican que las franjas frescas de los trópicos podrían abarrotarse, donde la población podrían ascender teóricamente 300 por ciento o más. En estas zonas, las enfermedades y los conflictos por los recursos, entre otras cosas, podrían generar complicaciones.

Con una cauta aplicación de sus hallazgos a las poblaciones humanas, dado que la movilidad es sólo una de las muchas estrategias que los humanos utilizan para hacer frente al calentamiento, los dos investigadores señalaron que no se pueden descartar las migraciones humanas extraordinarias.