Houston. Funcionarios estadounidenses restringieron la pesca comercial y recreativa por un mínimo de 10 días en aguas federales afectadas por el gigantesco derrame de petróleo en el Golfo de México, dijo este domingo la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés).

Las aguas afectadas se encuentran principalmente entre del estado de Luisiana en la boca del Río Misisipi hasta la Bahía de Pensacola en Florida, indicó la agencia.

"Equilibrando las preocupaciones económicas y de salud, esta orden cierra sólo las áreas que están afectadas por petróleo", dijo en un comunicado la administradora del NOAA, Jane Lubchenco. "No debería haber peligros para la salud en los mariscos actualmente en el mercado", agregó.

Hay pescados, jaibas, ostras y camarones cerca del derrame y funcionarios trabajan para prohibir la recolección en las áreas afectadas, indicó el NOAA.