Londres. Los cigarrillos electrónicos son cerca de 95% menos dañinos para la salud que el tabaco y tienen el potencial de ayudar a los fumadores a dejar de fumar, se indicó hoy en un informe publicado este miércoles por Public Health England (PHE), una agencia gubernamental británica.

El estudio fue encomendado por PHE y encabezado por investigadores del King's College y la Universidad Queen Mary de Londres.

Casi la totalidad de los 2,6 millones de adultos que utilizan cigarrillos electrónicos en Reino Unido son fumadores o ex fumadores y la mayoría utiliza los dispositivos como ayuda para dejar de fumar o para evitar el regreso a los cigarrillos, se indicó en el informe.

Los cigarrillos electrónicos no sólo son menos dañinos, sino que podrían estar contribuyendo a un descenso en las tasas de tabaquismo entre adultos y jóvenes, se indicó en el informe.

Nuevas evidencias indican que algunas de las más elevadas tasas de éxito en cuanto a dejar de fumar se ven actualmente entre fumadores que usaron el cigarrillo electrónico y recibieron apoyo adicional de su servicio local para dejar de fumar.

"Tomando como base la evidencia evaluada en esta importante revisión independiente, hasta ahora, el temor a que el cigarrillo electrónico haya hecho que el fumar parezca nuevamente algo normal o de que incluso conduzca a la gente a empezar a fumar no se ha vuelto realidad", dijo Linda Bauld, experta en prevención del cáncer de Cancer Research UK.

"Reconocemos el beneficio potencial de los cigarrillos electrónicos para ayudar a un gran número de personas a alejarse del tabaco", dijo Bauld.