Washington. Exámenes de ADN muestran que la cepa de cólera que ha provocado la muerte de más de 300 personas en Haití está relacionada de cerca con una cepa del sur de Asia, dijeron este lunes expertos de salud estadounidenses.

La llamada huella de ADN muestra que varias muestras de cólera tomadas de pacientes haitianos son idénticas entre sí, y de todas las cepas conocidas, a la que más se parecen es a uno del sur de Asia, dijeron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Funcionarios de salud dijeron que los hallazgos no prueban nada, pero la noticia podría dar fuerza a los rumores de que miembros de las fuerzas de paz de Naciones Unidas provenientes de Nepal trajeron el cólera. Esto, a su vez, podría empeorar las tensiones antes de las elecciones de fin de mes.

"Aunque estos resultados indican que la cepa no es haitiana, las cepas de cólera pueden desplazarse entre diferentes zonas debido al comercio y los viajes globales", dijo el ministro de Salud de Haití, Dr. Alex Larsen, en un comunicado.

"Por los tanto, nosotros nunca sabremos el origen exacto de la cepa que está provocando la epidemia en Haití. Esta cepa fue transmitida por alimentos o agua contaminada, o por una persona infectada", agregó.

Más de 4.700 personas se han enfermado debido al brote de cólera, el primero en décadas en Haití. Funcionarios de salud temen que continúe propagándose debido a que muchas personas viven en campamentos después del terremoto de enero, sin acceso confiable a agua limpia.

La semana pasada, la ONU dijo que está tomando "muy en serio las acusaciones de que aguas residuales provenientes de letrinas en la parte trasera de la base militar nepalesa" podrían ser la fuente del brote.

Informó que 710 soldados nepaleses habían "sido sometidos a todas las pruebas médicas antes de su despliegue en Haití".

"Ninguno de ellos dio positivo al cólera", dijo la ONU, que mantiene a unos 12.000 efectivos de las fuerzas de paz en Haití.

El epidemiólogo Jordan Tappero de los CDC, quien lidera el equipo de respuesta al cólera del CDC en Haití, dijo que la atención está en controlar el brote y no en buscar la fuente de la bacteria.

"Nos damos cuenta de que también es importante saber cómo se mueven los agentes infecciosos en un nuevo país. Sin embargo, es posible que nunca podamos conocer el origen real de esta cepa de cólera", afirmó.

El cólera se propaga mediante las heces humanas contaminadas, generalmente a través del agua. Se puede evitar con una buena higiene y desinfectando cuidadosamente el agua, normalmente utilizando cloro.

Pero cuando un brote está activo, puede llegar a los alimentos y ser transportado en las manos y zapatos de las personas.

El cólera normalmente es fácil de tratar con simples sales de rehidratación, pero en algunos casos la diarrea severa y los vómitos pueden deshidratar rápidamente a un paciente y matarlo en pocas horas.

Existe una vacuna, pero Haití no fue considerado como una zona de riesgo. La mayoría de las personas infectadas con cólera no presentan síntomas, pero pueden propagarlo por hasta dos semanas.