Bogotá. El jefe de la cartera de Minas, Carlos Rodado, anunció que el gobierno tomó la decisión de suspender y congelar el cobro de los servicios de energía y gas a las personas que han resultado afectadas por la fuerte ola invernal que ha azotado al país en los últimos meses.

Esa medida está amparada en los decretos de emergencia económica, social y ecológica ejecutada por el presidente de la República, Juan Manuel Santos.

Según el ministro, no es justo que los damnificados deban pagar un servicio, el cual no sólo van a poder cancelarlo por la grave crisis que atraviesan sino que además no se ha prestado en las regiones que permanecen con el agua hasta el cuello.

Las familias que no deberán pagar dichos servicios son las que tienen sus viviendas bajo el agua producto del desbordamiento de ríos y quebradas.