Bogotá. En un operativo de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijin) y la Fiscalía, en coordinación con el Servicio Secreto de los Estados Unidos, fue desmantelada en Pereira una imprenta ilegal, donde se incautó más de US$4 millones falsos.

La millonaria incautación se registró en la ciudadela Cuba, donde funcionaba una fábrica ilegal en la cual una máquina litográfica imprimía 250 páginas, cada una con tres billetes de 100 dólares, con una producción máxima de 750 unidades por minuto, facilitando al falsificador una gran cantidad del producto ilícito.

Según la investigación, se estableció que los billetes falsos estaban siendo distribuidos y circulando en la costa este de los Estados Unidos, principalmente, en Florida y Nueva York.

En el lugar fueron encontradas ocho planchas electrostáticas, 14 negativos con la impresión del anverso y reverso del billete de 100 dólares, dispositivo para hilo de seguridad y marca de agua, un positivo del reverso del billete, 10 cartuchos y una máquina litográfica.

Las organizaciones dedicadas a la fasificación de moneda nacional y extranjera se instalan principalmente en inmuebles familiares lo que les permite mantener la clandestinidad y evitar la fácil detección por parte de las autoridades.

En ocasiones las paredes son aisladas con icopor para evitar la emisión de sonidos que puedan alertar al vecindario.

Igualmente estas empresas criminales cuentan con contactos en el exterior lo que les permite a través de correos humanos y encomiendas distribuir esta moneda falsa en países cuya economía se encuentra dolarizada, como Estados Unidos, Panamá y Ecuador.