Bogotá. El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, confirmó que han sido rescatados 16 cadáveres desde una mina de carbón en municipio de Amagá (Antioquia), donde la acumulación de gas metano en una mina de carbón, provocó una explosión que dejó a más de una centena de personas atrapadas.

"Me dice el señor gobernador que aparentemente tenía las disposiciones y requisitos legales al día. Allá ha habido un desplazamiento de los bomberos y socorristas", dijo el jefe de Estado.

Las autoridades de prevención y atención de emergencias señalaron en su reporte preliminar que 64 mineros continúan atrapados en un túnel de la mina San Fernando en el municipio de Amagá, suroeste de Antioquia.

Luz Amanda Pulido, directora de la oficina de atención de desastres, al ocurrir el accidente quedaron 71 personas en esos socavones y por el reporte recibido, las posibilidad de supervivencia son mínimas.

"Se aplicaron rápidos procedimientos de rescate que permitieron la evacuación de algunos trabajadores que sufrieron quemaduras", dijo.

En la mina San Fernando, una de las más tecnificadas y organizadas de la zona carbonífera de Amagá, trabajan habitualmente unas 600 personas.

Explicó que en el momento de la explosión se efectuaba el cambio de turno por lo que estima que es elevado el número de mineros muertos en ese accidente, y anunció que se dispuso del coliseo del municipio para el traslado de las personas que hayan fallecido.