Bogotá. Seis trabajadores murieron este miércoles sepultados por un derrumbe en una mina de carbón del noreste de Colombia luego de una explosión por acumulación de gases, informó la policía.

La explosión en la mina San Roque, propiedad de una empresa privada, se produjo cerca al municipio de Sardinata, en el departamento de Norte de Santander, 420 kilómetros al noreste de Bogotá, cerca a la frontera con Venezuela.

"La mina cumplía con todos los requisitos. Las labores de rescate fueron difíciles en atención que estaban a 800 metros bajo tierra", dijo el comandante de la policía en Norte de Santander, coronel Carlos Villadiego.

El yacimiento, con una producción pequeña, se encuentra lejos de las principales explotaciones de carbón a cargo de grandes empresas como Drummond y Glencore, ubicadas en el norte del país.

Pese a que en Colombia existen numerosas minas subterráneas de oro y carbón, los accidentes son poco frecuentes aunque algunas explotaciones no toman suficientes medidas de seguridad.

En junio de este año, 73 personas murieron sepultadas después de una explosión en una mina de carbón del noroeste de Colombia, en la peor tragedia de ese tipo en el país sudamericano en más de 30 años.