Bogotá. Los cuerpos de paz de Estados Unidos regresarán a Colombia, después de casi tres décadas de ausencia, para desarrollar proyectos de cooperación y asistencia social en diferentes regiones del país, anunció el martes el canciller del país sudamericano, Jaime Bermúdez.

El funcionario y el director de los Cuerpos de Paz, Aaron S. William, firmaron en Washington el acuerdo para restablecer dicho programa de iniciativas de ayuda social en Colombia.

Antes de la firma del acuerdo, Colombia aclaró que la llegada de los cuerpos de paz no tiene relación con la asistencia en temas militares ni de seguridad.

La decisión de Colombia podría despertar suspicacias y críticas de países vecinos como Venezuela, con el que Bogotá mantiene una crisis diplomática por la autorización que dio a militares estadounidenses para usar siete bases y realizar operaciones contra el narcotráfico y el terrorismo, según analistas.

El Cuerpo de Paz es una agencia federal independiente de Estados Unidos que envía a voluntarios a más de 70 países a trabajar con gobiernos, escuelas, organizaciones no gubernamentales y empresas en las áreas de educación, negocio, tecnología de información, agricultura y ambiente.

"Es una verdadera señal de interés, cooperación y amistad entre los dos países", dijo Bermúdez citado en un comunicado de la cancillería colombiana que no precisó la cantidad de voluntarios que llegarán al país dentro del programa de cooperación.

Los voluntarios de esta misión permanecieron en Colombia hasta comienzos de la década de 1980 y salieron por problemas de inseguridad derivados del conflicto interno después de que algunos de sus integrantes fueron secuestrados por grupos guerrilleros que los declararon objetivo militar.

Estados Unidos es el mayor socio comercial de Colombia y su principal aliado en la lucha contra el narcotráfico y los grupos armados ilegales vinculados con la producción y el tráfico de cocaína como la guerrilla izquierdista.