Madrid. España y el comisario europeo de Transportes llamaron este viernes a que Europa acelere la adopción de un espacio aéreo común para mejorar las respuestas a problemas como la nube de ceniza volcánica que dejó a millones de pasajeros varados.

El espacio aéreo europeo se encuentra mayoritariamente bajo el control de decenas de países, a pesar de esfuerzos de años por unificarlo.

Mientras la nube de ceniza proveniente de un volcán islandés se mantenía sobre Europa, los países -que en teoría enfrentaban niveles similares de riesgo para sus aviones- abrieron o cerraron su espacio aéreo de distintas formas y en distintos momentos.

En cierto punto, la mayoría del espacio aéreo holandés y francés estaba abierto, Alemania permanecía abierto sólo para despegues y aterrizajes por normas visuales y Gran Bretaña lo había cerrado por completo.

Decenas de miles de vuelos fueron cancelados y millones de personas vieron sus viajes interrumpidos durante los últimos nueve días.

El ministro de Transporte de España, José Blanco, dijo que su país, el cual actualmente está a cargo de la presidencia rotativa de la Unión Europea, invitó a los ministros de Transporte de la UE a reunirse el 4 de mayo en Bruselas para discutir nuevas propuestas.

El comisario de Transporte de la UE, Siim Kallas, dijo que la crisis hizo necesario acelerar la legislación de "un solo cielo" de la UE, la cual estaba siendo preparada para entrar en vigor en enero del 2012.

La ley busca establecer bloques de espacio aéreo transfronterizo y un nuevo marco regulatorio para cumplir con los requisitos operacionales de la industria, los pasajeros y los reguladores, así como también las necesidades de las aerolíneas, en vez de las fronteras nacionales.