Nueva York. Los hombres que enfrentan competencia para hallar una pareja tienen vidas levemente más cortas que aquellos que no deben lidiar con otros para encontrar a su media naranja.

Una nueva investigación demuestra que el desequilibrio de género, cuando los hombres superan en número a las mujeres, afecta la longevidad en un promedio de tres meses.

A pesar de que la relación entre la proporción de género y la longevidad se ha demostrado en animales, se cree que el nuevo estudio publicado en la revista Demography sería el primero en mostrar el impacto en los seres humanos.

"Si está teniendo mucha dificultad para encontrar pareja, eso puede terminar afectando su cuerpo y cuánto vive", dijo el profesor Nicholas Christakis, de la Escuela de Medicina de Harvard.

Tres meses puede no parecer mucho, añadió el experto, pero es comparable a los efectos de tomar una aspirina diaria o hacer ejercicio moderado.

"Suele esperarse que un hombre de 65 años viva otros 15,4 años. Quitar tres meses de ese lapso de tiempo es importante", explicó Christakis.

El equipo de investigadores de la Northwestern University, la University of Wisconsin-Madison y la Universidad China de Hong Kong halló que cuanto mayor es el desequilibrio entre la cantidad de hombres y mujeres, más pronunciado era el efecto hallado.

Aunque los expertos desconocen el motivo de esta disparidad, sospechan que se debe a factores biológicos y sociales, incluido el estrés de hallar una pareja en un ambiente competitivo.