Washington. Más de 30 millones de latinos que viven en Estados Unidos son de origen mexicano, ya sea por ser inmigrantes o porque sus antepasados llegaron de ese país, señaló el análisis hecho por Pew Research sobre la comunidad hispana estadounidense.

Después de los mexicanos, la mayor población latina corresponde a portorriqueños, que suman 4,1 millones y los cubanos, que llegan a 1,6 millones.

De los mexicanos, 71,1% son ciudadanos estadounidenses, mientras sólo 37% nació fuera de Estados Unidos, informó Univisión.

 La incorporación de los mexicanos a la sociedad de EE.UU. no ha implicado una mejora en su situación social: su educación está por debajo de la media de los hispanos y sólo 25% de ellos supera los estudios secundarios y 9,8% llega a tener un título universitario.

Sólo los guatemaltecos y salvadoreños muestran menores índices de educación superior, llegando a 8,8% en el primer caso y 8,4% en el segundo.

En cuanto a ingresos, quienes tienen menores entradas son los mexicanos (US$40.736 promedio anual), los hondureños  (US$36.662) y los dominicanos (US$35.644).

La comunidad dominicana muestra altos índices de vulnerabilidad social, pues 23,2% de ella está sumida en la pobreza, seguida por los portorriqueños (22,6%) y la mexicana (22,3%).

En cuanto al acceso a la salud, un tercio de las personas de origen mexicano se encuentran sin seguro de salud, lo que significa tres puntos más que la media de hispanos y más del doble que el promedio estadounidense.

 

 En tanto, los cubanos -concentrados principalmente en Florida (70%)- tienen niveles de renta de US$43.587 millones y 13,2% son pobres.  

Mientras, los salvadoreños tienen un promedio de ingresos de US$43,791 y 15,4% se ubica en el rango de pobreza.

 Colombianos y peruanos alcanzan los mejores niveles de educación y de ingresos.

 Después de México, los nueve grandes grupos de hispanos provienen de Puerto Rico, Cuba, Salvador, la República Dominicana, Guatemala, Colombia, Honduras, Ecuador y Perú.