Washington. La justicia estadounidense confirmó la condena en contra de Danny Roy Baker (62), el norteamericano que asesinó a los estudiantes chilenos Nicolás Corp (23) y Racine Balbontín (22), e hirió de gravedad a otros tres jóvenes el 26 de febrero de 2009 en Pensacola, Florida.

El juez Kelvin Wells estimó que el detenido debe cumplir cinco cadenas perpetuas concurrentes sin libertad condicional. Además fue condenado a 15 años de prisión por el cargo de disparar en una vivienda ocupada.

Según detalla el diario El Mercurio, la decisión judicial surge a poco más de dos años del día en que este hombre disparó a quemarropa contra un grupo de jóvenes latinos que se había reunido hasta la madrugada en un complejo habitacional en Miramar Beach.

En primera instancia el acusado fue declarado inimputable por trastornos mentales, sin embargo, en julio de 2010, la decisión tras una evaluación siquiátrica.