Buenos Aires. La posición de los legisladores que aún no dieron su voto sobre proyecto de despenalización del aborto será clave para que dentro de diez días, cuando comiencen las audiencias en la Cámara de Diputados, se defina si habrá voluntad mayoritaria para convalidar la iniciativa.

La definición de estos diputados permitirá conocer cuál es el verdadero respaldo que tiene en las comisiones de Legislación General, Acción Pública y Salud, Legislación Penal, y Familia, el proyecto para eliminar del Código Penal las sanciones por la práctica del aborto.

Estas comisiones del cuerpo, que tienen en total más de 120 legisladores, deben emitir los respectivos dictámenes, ya que solo el de mayoría o aquel de minoría que tenga la mayor cantidad de firmas, es el que se debatirá en el recinto de sesiones.

La realidad es que hoy los promotores del proyecto diseñado por el colectivo "Aborto Legal, Seguro y Gratuito", respaldado por 71 legisladores, no cuentan aún con el número suciente en las respectivas comisiones para imponer su criterio, y hasta ahora existe paridad en tres de esos cuerpos asesores.

Si bien la mayoría que se reúna en las comisiones no marca necesariamente lo que suceda luego en el recinto, es una muestra de la paridad que existe en la Cámara de Diputados, en la que las aguas no se dividen por bloques políticos sino por las convicciones que tiene cada legislador frente a este tema que tantas controversias genera.

Sin embargo, en forma independiente de este conteo provisorio de los legisladores que están a favor y en contra, las organizaciones del Colectivo por el Aborto y las ONGs agrupadas "Pro Vida" delinean su estrategia para tratar de convencer a todos los indecisos.

Así, el operativo para captar voluntades tendrá por lo menos dos meses, desde el inicio de las audiencias hasta que se dé el primer paso con la redacción de los despachos, que se emitirán en los primeros días de junio.

Comisión de Legislación General. De acuerdo a un primer sondeo, en la comisión de Legislación General -que conduce el macrista Daniel Lipovetzky - y uno de los firmantes de la iniciativa a favor del aborto- que tiene 31 miembros, 13 se expresaron a favor y otros 13 en contra, y hay cinco legisladores que mantienen en reserva su postura.

Los diputados que prefirieron no adelantar su posición son el exintendente de La Matanza, Fernando Espinoza, la macrista Anabella Ruth Hers Cabral, el massista Felipe Sola, el radical Marcelo Monfort, y legislador del Frente de Concordia Misionero, Daniel Di Stefano.

Comisión de Legislación Penal. En la comisión de Legislación Penal, que preside la radical Gabriela Burgos, que rechaza la despenalización del aborto, es mayoritaria la postura contra la legalización de la interrupción de la gestación, ya que de 31 miembros, 17 tienen el mismo criterio de la legisladora jujeña de la UCR.

Solo diez diputados respaldan el proyecto de despenalización del aborto, y los cuatro que no expresaron su postura son Hers Cabral, la misonera Verónica Derma, la legisladora de la Coalición Cívica, Paula Oliveto Lago, y la santafesina y exjueza Alejandra Rodenas.

Comisión de Salud. En la comisión de Salud -que encabeza la macrista Carmen Polledo, que rechaza el aborto- las posiciones están más parejas: 16 respaldan el proyecto y 14 están en contra, mientras que cinco aún no muestran sus cartas.

Se trata de las kirchneristas de Tucumán, Mirta Soraire y de Formosa, Inés Lotto, el misionero Jorge Franco, el macrista bonaerense Hernán Berisso, y el justicialista correntino Oscar Macias.

Comisión de Familia. Por otra parte, en la comisión de Familia que preside la jujeña Alejandra Martínez, una de las firmantes del proyecto a favor de la despenalización del aborto, de 31 miembros, hay 15 respaldos, 13 están en contra, y tres no se han expresado aún.

Los indecisos en esta comisión son la kirchnerista bonaerense María Isabel Guerin, y las macristas de Mendoza Susana Balbo, y de Entre Ríos Alicia Fregonese.