No espere más por conocer a las mejores escuelas de negocios de América Latina, porque AméricaEconomía Intelligence ya levanta todo el telón para mostrarle de manera íntegra su ranking MBA 2010.

Tras la publicación segmentada de los dos tramos inferiores del ranking -primero del puesto 48 al 30, y luego del 29 al 16-, hoy le damos a conocer la totalidad de la edición 14º de este prestigioso y esperado listado, con los top 15 de América Latina, un grupo selecto que es encabezado por una casa de estudios que ya conocía el sabor del primer lugar...  

En la edición 2010 de este ranking, el mexicano Instituto Tecnológico Autónomo de México, el ITAM, obtuvo la máxima distinción, seguido por el INCAE de Centroamérica (con sede principal en Costa Rica), y luego por la escuela de negocios de la universidad chilena Adolfo Ibáñez.

Estas tres escuelas, en un virtual empate, son las que presentan este año la mejor combinación de recursos en su cuerpo académico, en la producción y difusión de conocimientos, en el establecimiento de conexiones académicas globales y en la formación de redes de su alumni, el conjunto de estudiantes y egresados que se potencian al interactuar en el mundo real de negocios. Estas son las grandes cuatro dimensiones de evaluación que conforman este estudio, y que se han convertido en los principales frentes de competencia entre las escuelas de la región.

El cuarto lugar es ocupado por la Fundación Getulio Vargas (FGV), posición que se distancia de manera muy estrecha con el quinto lugar de este ranking 2010, obtenido por la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC). Mientras la Fundación de Sao Paulo obtuvo un puntaje final de 88,5, la PUC logró un competitivo 87,8.

La FGV, en tanto, ocupó el tercer lugar entre las cinco mejores en la categoría de Estrategia, y aunque cayó un puesto en el listado general, sigue liderando en producción y difusión del conocimiento, y en ambiente de negocios.

Convenios internacionales. Hacer un MBA en Lima y que el título sea reconocido como propio por una universidad en Nueva Orleáns no es algo fácil. Pero eso es lo que ofrece el acuerdo de doble titulación simultánea que tiene la escuela peruana Centrum, así como también la Universidad de Chile con la Freeman School de Tulane University.

La doble titulación simultánea, con una universidad internacional de alto nivel, es posiblemente uno de los convenios más complicados que una escuela latinoamericana puede enfrentar en su proceso de internacionalización, y que se convierte en un beneficio directo para los estudiantes. Que lo diga la chilena Adolfo Ibáñez, que está por iniciar un programa que permite la doble titulación simultánea con la Anderson School of Management de la Universidad de California de Los Ángeles (UCLA).

La fuerte competencia de las peruanas. Con estrategias agresivas y competitivas están en esta nueva versión del ranking MBA las escuelas peruanas Centrum y Universidad ESAN. Esta vez, la segunda sobrepasó a la primera al alcanzar el lugar 14 (Centrum obtuvo el 15), gracias a su calidad académica.

Es que durante el último tiempo ESAN ha contratado una gran cantidad de profesores de reconocidas universidades extranjeras, de los cuales el 20,5% es full time. Junto con esto, consiguió el cuarto lugar entre las cinco mejores en Economía y el quinto puesto en Marketing.

Centrum, por su parte, obtuvo el primer lugar entre las más destacadas en Estrategia, superando a INCAE, la Fundación Getulio Vargas de Sao Paulo, y la Universidad de los Andes de Colombia. Esta escuela ha implementado -según muchos expertos- una de las mejores estrategias para mejorar la calidad de sus docentes: reclutar profesores asociados de prestigiosas universidades globales para que escriban papers para la institución, algo que además le ha ayudado en la producción y difusión del conocimiento.

Acceso a redes. En cada encuesta que AméricaEconomía realiza para conocer los atributos que más valoran los postulantes al momento de cursar un MBA, destaca el valor del contacto y el acceso a redes.

En esa línea, el 58% de los encuestados este año mencionan que ampliar la red de contactos es uno de los principales beneficios que buscan en un MBA. Por ello, en la dimensión poder de red, se mide la calidad de los egresados (mediante la valoración de los egresados exitosos de una escuela, asignando una puntuación por empresa y cargo al cual pertenecen sus graduados), así como los esfuerzos de las escuelas por fortalecer los encuentros, ya sea a través de una red o asociación de graduados, la existencia de un centro de colocación u otros esfuerzos que den identidad a la comunidad). Lideran en esta dimensión la Uniandes de Colombia y la IAE Business School de Argentina.

Nuevas tendencias. En momentos en que la oferta de MBA en América Latina alcanza niveles de saturación es necesario comparar al momento de elegir. Para ello, hay que contar con información relevante y objetiva, lo cual es el propósito de este estudio: dar  una medición ajustada a los parámetros que evalúan a una entidad educativa teniendo siempre en cuenta el dinamismo y flexibilidad de los programas de MBA y las nuevas tendencias en esta materia. Saber si la brújula de las escuelas es correcta no es fácil, pero al menos se puede confiar los resultados medibles de cada una de ellas.

La crisis financiera tuvo un doble impacto en las escuelas de negocios. Por un lado, en 2009 y principios de 2010 hubo una clara disminución en el número de alumnos de los programas ejecutivos, aquellos en que priman los estudiantes financiados con apoyos de sus empresas. Por otro, muchos profesionales que salieron de sus compañías con buenos finiquitos optaron por pasar la crisis capacitándose.

Así fue cómo se incrementó en 2010 el interés por los programas full time, aquellos que incluyen estadías en universidades de otros países, entre otras modalidades. No obstante, con la recuperación de muchas de las economías de la región, las escuelas de MBA latinoamericanas están concientes de que deben mejorar.

Presa de ese espíritu, AméricaEconomía Intelligence elaboró nuevamente su prestigioso ranking anual sobre las mejores escuelas de negocios de América Latina, un estudio dedicado a analizar la oferta académica regional, una formación altamente deseada por los ejecutivos que desean tener su grado de maestría en negocios.

El ranking mide la calidad de la oferta académica de las escuelas de negocios, teniendo como objeto de estudio los programas de MBA. Medición para la cual AméricaEconomía Intelligence utiliza un indicador final, compuesto por cinco dimensiones: fortaleza académica (40%), índice de producción y difusión de conocimiento, dimensión de internacionalización (15%), potencia de red  (20%) y ambiente de negocios (5%).

La fortaleza académica de las escuelas se mide al analizar el faculty o claustro de profesores que está involucrado en los programas de MBA, cálculo que se realiza tras contar los grados académicos (si son PhD o MSc) con que cuenta la institución, el tipo de universidades en que los obtuvieron, la proporción de profesores full time versus profesores part time, y de manera subsidiaria la experiencia que el profesor tiene en el mundo de los negocios, ya sea como directivo o consultor.

Convenios internacionales. La producción y difusión de conocimiento es el compromiso que las escuelas tienen con hacer investigación de alta calidad y reconocida a nivel internacional. Y es que hacer investigación de primer nivel es la mejor manera de garantizar que los contenidos que las escuelas enseñan a sus estudiantes estén actualizados y que cuenten con buenos intérpretes.

Para medir estas variables, AE Intelligence se basó principalmente en las investigaciones del ISI Web of Knowledge del Institute for Scientific Information, una red global de publicaciones académicas que tienen en común exigir altos niveles de calidad a los papers antes de pasar a ser publicados. Para entender el esfuerzo que han hecho las escuelas en esta área basta ver las cifras: en 2008 las escuelas participantes habían producido 535 papers ISI y tenían 71 por publicar (papers forthcoming). En 2010 hay 919 y 172 en camino de serlo. El salto de 71% en la cantidad de papers publicados no es un tema menor, pues cada uno requiere inversión y tiempo para su desarrollo.

También se comparó la cantidad y calidad de los convenios que tienen las escuelas con universidades extranjeras, un listado que crece año a año. En 2010, las escuelas de negocios de América Latina registran 3.799 convenios con casas de estudios extranjeras, lo que representa un aumento de 173,1% en comparación al 2008. Estas alianzas benefician tanto a alumnos como a profesores, quienes tienen la oportunidad de proseguir sus estudios, realizar investigaciones y trabajos en conjunto.

La doble titulación simultánea con una universidad internacional de alto nivel es posiblemente uno de los convenios más complicados que una escuela latinoamericana puede enfrentar en su proceso de internacionalización, y uno de los que se convierten en beneficios más directos para los estudiantes.

Otro de los elementos centrales de un proceso de globalización son las acreditaciones internacionales como la inglesa AMBA, la estadounidense AACSB y la europea EQUIS. Éstas son las tres más reconocidas entidades certificadoras de los parámetros de calidad académica de una escuela de negocios, y que entregan su sello luego de un largo y difícil proceso de auditoría interna, el que puede durar desde un año a tres.

Asimismo, en cada encuesta que AméricaEconomía realiza para conocer los atributos que los postulantes más valoran al momento de cursar un MBA, se destaca el valor del contacto o el acceso a redes. En este sentido, 58% de los encuestados este año mencionan que ampliar la red de contactos es uno de los principales beneficios que buscan en un MBA. Por ello, en la dimensión Poder de red, se midió la calidad de los egresados, así como los esfuerzos de las escuelas por fortalecer los encuentros, ya sea a través de una red o asociación de graduados; la existencia de un centro de colocación y otros esfuerzos que den identidad a la comunidad.

El ranking tiene un elemento final: el ambiente de negocios donde se desarrolla el curso. Es que la cercanía con empresas multinacionales, inversionistas o con emprendimientos exitosos, estimula el ambiente de clases.

Dos nuevas instituciones. La medición de este año presenta mejoras metodológicas, algunas de las cuales surgieron del diálogo permanente que se realiza con las escuelas de negocios, lo que permite enriquecer las dimensiones de evaluación que componen este estudio.

Otra de las novedades de esta edición es la incorporación de dos nuevas instituciones: Brazilian Business School, de Sao Paulo (Brasil) y la Universidad del Rosario, de Bogotá (Colombia). La primera de ellas ingresa al ranking ocupando el puesto 48 y a 6 puntos de su antecesora, la Universidad Católica Boliviana. La marcada diferencia apunta a que si bien la BBS tiene un buen programa de MBA y profesores part time con doctorados, aún carece de convenios con otras escuelas, acreditaciones y de un faculty full time.

Por su parte, la Universidad del Rosario ingresa directamente al lugar 40 del ranking, gracias a la producción y difusión de material académico y a los procesos de acreditación que actualmente cursa. Sin embargo, aún debe mejorar muchos aspectos, entre ellos, la cantidad de profesores full time.

Actualmente, la universidad cuenta con 19 docentes a tiempo completo, lejos del promedio de académicos que presentan las 10 primeras escuelas del ranking y que alcanza los 46,7. Firmar convenios con otras instituciones y mejorar el networking también son aspectos que esta escuela deberá potenciar para escalar posiciones.

La batalla de Chile. En la medianía de la tabla del ranking MBA 2010 destaca la intensa competencia que mantienen destacadas casas de estudios de Chile, como la Universidad de Santiago (USACH) y la Universidad Diego Portales (UDP). Ambas ganaron terreno dentro del ranking de este año al subir 5 puestos la primera, pasando del 31 al 26, y 4 lugares la segunda, que escaló del puesto 28 al 24.

Es que estas instituciones están haciendo grandes esfuerzos por mejorar su posición en este listado. Ejemplo de aquello es la inversión realizada por la USACH, que envió a sus académicos a realizar doctorados al extranjero, algo que sin lugar a dudas aumentará su calidad docente en los próximos años; la UDP, en tanto, contrató a un nuevo decano que podría cambiar los enfoques actuales de su formación ejecutiva.

UDP logró una diferencia de más de cinco puntos con su par, al obtener 50,1 puntos en el índice total, frente a los 45,6 alcanzados por la USACH.

En paralelo, la Universidad Técnica Federico Santa María subió un puesto en el ranking, pasando del lugar 20 al 19, y manteniéndose por sobre las anteriores con un índice final de 66,2 puntos. Esta institución registró su mayor puntaje en el poder de red, con 86,3, y su menor puntuación en la producción y difusión del conocimiento, con 34,0.

Otra escuela que no se quedó atrás fue la Universidad Alberto Hurtado. Si bien bajó algunos puestos en este ranking (del 18 al 21), con su índice final sobrepasó a instituciones de tradición como la Fundación Getulio Vargas, de Rio de Janeiro (que escaló del lugar 26 al 22, gracias al aumento en su producción de paper ISI), o la Universidad de Palermo, de Buenos Aires (que mantuvo su puesto 27).

En paralelo, la Universidad de Talca bajó dos puestos, del 21 al 23, principalmente porque fue sobrepasada por instituciones que invirtieron más tiempo y recursos en perfeccionar sus modelos de formación. Ahora, el gran desafío pendiente de esta universidad es reconstruir los daños de infraestructura que sus instalaciones sufrieron a causa del terremoto del pasado 27 de febrero en Chile.

EGADE México D.F y COPPEAD, en ascenso. Otro punto a destacar en este segundo tramo del ranking MBA es el gran salto que obtuvo la EGADE de México, al pasar del puesto 28 al 20. La escuela logró una puntuación de 66,1 en su índice final, muy por sobre el alcanzado por la que la antecede, la UAH, que logró 54,7.

EGADE tiene actualmente un proceso de acreditación en curso (AACSB) y ya cuenta con las otras dos acreditaciones más importantes: EQUIS y AMBA. Junto con esto, ocupa el quinto lugar entre las cinco mejores escuelas de la región en Estrategia.

Por su parte, Coppead de Rio de Janeiro, escaló del puesto 19 al 17 gracias a su calidad académica. La escuela posee, actualmente, el 100% de sus profesores full time con doctorado, y una acreditación otorgada por EQUIS. Asimismo, ocupa el tercer lugar entre las cinco mejores en Operaciones y en Finanzas, y el cuarto puesto entre las más destacadas en Marketing.

Para conocer las 15 mejores escuelas de negocios de Latinoamérica, haga click aquí.