Naciones Unidas. Los socorristas desplegados en la región siria de Guta dijeron que los incesantes bombardeos no les dejan siquiera tiempo para contar las víctimas de uno de los asaltos aéreos más sangrientos de los últimos siete años de guerra, mientras el Consejo de Seguridad de la ONU pidió una tregua humanitaria de 30 días.

La votación en Naciones Unidas se realizó mientras los aviones bombardeaban por séptimo día consecutivo el este de Guta, el último enclave rebelde cerca de la capital siria, Damasco, lo que obligó a los habitantes a ocultarse en sótanos.

El Consejo de Seguridad aprobó una resolución que pide una tregua de 30 días para permitir el envío de ayuda humanitaria y evacuaciones médicas con el apoyo de Rusia, aliado de Siria, tras unas negociaciones de último minuto.

Organizaciones médicas criticaron los ataques a una decena de hospitales, pero Damasco y Moscú, su principal aliado, dicen que solo atacan a objetivos militantes. Además, declaran que su objetivo es detener los ataques con morteros por parte de rebeldes contra la capital y acusan a los insurgentes en Guta de usar a los civiles como escudos humanos.

No hubo comentarios inmediatos del ejército sirio.

Una oleada de disparos de misiles, bombardeos y ataques aéreos ha matado a más de 500 personas desde el domingo por la noche, dijo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Los muertos incluyen a más de 120 niños.

El grupo con sede en Reino Unido dijo que los ataques afectaron a Douma, Hammouriyeh y otras ciudades este sábado, matando a 31 personas.

Los equipos de rescate buscaban sobrevivientes después de los ataques contra Kafr Batna, Douma y Harasta, dijo la Defensa Civil en el este de Guta. El servicio de rescate, que opera en territorio rebelde, dijo que había documentado al menos 350 muertes en cuatro días a principios de esta semana.

"Tal vez haya muchos más", dijo Siraj Mahmoud, un portavoz de defensa civil en los suburbios. "No pudimos contar los muertos ayer o el día anterior porque los aviones de guerra siguen recorriendo los cielos", añadió.