Pensacola Beach, EE.UU. Las playas de las costas del Golfo de México, normalmente abarrotadas en el Día de la Independencia, estaban tranquilas el domingo mientras seguía la limpieza por el derrame de crudo de BP, al tiempo que se reportaba que la petrolera estaba tomando medidas para evitar posibles ofertas de compra.

El impacto del peor derrame en la historia de Estados Unidos, en la industria del turismo en el Golfo de México, fue evidente en su día número 76 mientras decenas de trabajadores recogían bolas de alquitrán en Pensacola Beach.

"Es (.) triste ver la playa no tan llena como lo está normalmente. Muy triste porque se sabe que necesitan el negocio", dijo Derek Robbins, turista de Houston que ha ido a Pensacola todos los años por décadas.

En tanto, diarios dijeron el domingo que BP está buscando un inversor estratégico para asegurar su independencia frente a posibles intentos de adquisición. Inversores estaban seguros de que habrán reacciones cuando los mercados abran el lunes en Londres.

Los mercados en Nueva York estarán cerrados por el fin de semana largo por el feriado.

La británica BP se ha convertido en un blanco potencial porque el precio de su acción se ha reducido casi a la mitad, perdiendo 100.000 millones de dólares de su valor de mercado, desde la explosión del 20 de abril en un pozo de perforación que causó la muerte a 11 trabajadores y provocó el derrame de crudo.

El diario británico Sunday Times dijo que asesores de la compañía intentaban impulsar el interés de grupos rivales y fondos soberanos para tomar una participación de un 5 a 10% a un costo de hasta 6.000 millones de libras (US$9.100 millones).

El diario de Abu Dhabi The National dijo que instituciones de Oriente Medio buscaban hacer una inversión estratégica en la compañía. BP declinó hacer comentarios.

El Financial Times reportó el sábado que inversores de BP esperaban que cambie el liderazgo de BP, posiblemente una vez que el derrame sea detenido, estando el presidente ejecutivo Tony Hayward y el presidente Carl-Henric Svanberg en peligro de perder sus puestos.

Más críticas para BP. La firma espera sellar la filtración el mes próximo cuando un pozo de alivio que está siendo perforado esté completado.

El Sunday Telegraph reportó que BP estaba afrontando nuevas críticas por su política de seguridad, dado que se reveló que no usó el proceso estándar de la industria para evaluar los niveles de riesgo en la plataforma Deepwater Horizon.

Una portavoz de BP confirmó a Reuters que la firma no usó el procedimiento -desarrollado en Gran Bretaña después de la explosión de la plataforma petrolera de Piper Alpha en 1988 - en ninguno de sus pozos estadounidenses, dado que no había requerimientos legales de Estados Unidos para hacerlo.

En Washington, el Departamento del Interior podría entregar la próxima semana una moratoria revisada a las perforaciones petroleras marítimas en aguas estadounidenses.

Una corte federal levantó la semana pasada una prohibición de perforación de seis meses impuesta por el gobierno de Obama en respuesta al derrame. Se espera que la nueva moratoria sea más flexible y pueda ajustarse a las perforaciones en ciertos campos submarinos.