San José. La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) compró 300.000 dosis de vacuna contra la influenza como parte de la campaña nacional para enfrentar la gripe estacional.

La inoculación comenzará a partir del próximo 10 de enero.

La vacuna que se entregará está compuesta por dos cepas de influenza A, una cepa de influenza B y la del virus A H1N1 las cuales, de acuerdo con los especialistas, son las que más están enfermando a la gente.

Según indica el diario La Nación, en una primera instancia serán inyectados como prioridad los enfermos crónicos y ancianos.

Se informó que serán cerca de 5.000 los funcionarios de los equipos básicos de atención integral (Ebais), de las áreas de salud, y de clínicas y hospitales en todo el país, quienes suministren la dosis.

La campaña se realiza antes del inicio del invierno y busca disminuir el impacto de la influenza que en todo caso ha bajado su letalidad. Entre el 2000 y el 2008, el número de afectados pasó de 900 casos por cada cien mil habitantes a cerca de 700.