Rio de Janeiro, Xinhua. La desforestación en la Amazonía brasileña avanzó 1.206 kilómetros cuadrados de selvas entre los meses de agosto y noviembre último, según un estudio del Instituto del Hombre y el Medio Ambiente de la Amazonía (Imazon) divulgado este miércoles.

Con base en imágenes de satélites del gobierno, el documento sostiene que la pérdida de floresta en la Amazonía brasileña en el período analizado supera 129% a la registrada entre agosto y noviembre de 2011, cuando desaparecieron 527 kilómetros cuadrados de selvas.

El investigador Heron Martins, responsable por el estudio de Imazon, dijo que una de las causas del avance de la deforestación es la actividad agropecuaria, aunque también se ha constatado que el desarrollo de grandes obras públicas contribuye a la pérdida de cobertura vegetal.

Martins aludió a la construcción de cinco represas hidroeléctricas que están en pleno desarrollo en diversas regiones de la Amazonía brasileña.

Añadió que las deficiencias de fiscalización de la actividad de madereras ilegales continúan, y que incluso se han beneficiado con la construcción o asfaltado de diversas carreteras, sobre todo en el estado amazónico de Pará.

"El asfalto en sí no es el problema, pero obras de esa naturaleza sin la debida fiscalización acaban facilitando el acceso de aquellos que viven de la deforestación y la tala ilegal", declaró el investigador.