Tegucigalpa. Las reformas al artículo 5 de la Constitución, que flexibilizan el uso de las figuras del plebiscito y referéndum, han desatado un verdadero mar de dudas por los temas a considerar para ser llevados a consulta del pueblo.

Según el secretario del Congreso Nacional (CN), Rigoberto Chang Castillo, ya existen varios sectores que se han acercado a ese poder del Estado a solicitar información sobre los pasos a seguir para la propuesta de un plebiscito en el país.

De acuerdo con las reformas aprobadas el pasado miércoles por el CN, el referéndum se utilizará para hacer consultas sobre una ley ordinaria y el plebiscito sobre aspectos constitucionales, legislativos o administrativos, es decir, los cambios dejan abierto un universo de temas que la población podrá llevar a consulta.

En muchos sectores la preocupación es que mediante las reformas hechas a través del Congreso Nacional puedan comenzar a ocurrir en Honduras cosas como la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo, la derogación de los estatutos, la eliminación o reducción de impuestos y la legalización del aborto, entre otros temas que han desatado la polémica en el país.

“Llegó un sector de la comunidad gay en Honduras para ver el tema de legalizar el matrimonio gay; ellos llegaron a preguntar si se podía yo les dije: bueno, todo depende de que ustedes reúnan los requisitos y mi obligación como secretario del Congreso es dar la información”, dijo el congresista.

Se supone que hasta que se apruebe la ley especial -en marzo- que regulará el plebiscito y el referéndum se podrán despejar las dudas que existen en torno al tipo de consultas que se podrán llevar a la población mediante las reformas hechas a la Constitución.

El presidente del CN, Juan Orlando Hernández, pidió en las últimas horas que “vayamos pensando cuáles serán las primeras consultas” a realizar una vez aprobada la ley marco del plebiscito y referéndum.

Hernández también ha dicho que la ley especial deberá tener el mismo espíritu de la reforma, es decir, deberá ser de carácter abierto.