Washington. El Departamento de Estado de EE.UU. en su informe el "Informe sobre Tráfico de Personas 2010" colocó a Cuba y República Dominicana como naciones que no cumplen con los mínimos niveles en la lucha contra este problema y dejó “bajo observación” a Venezuela, Panamá, Nicaragua y Guatemala.

Estos últimos, fueron señalados como países que no han hecho suficiente para combatir este flagelo, que en algunas naciones ha aumentado, y no se han comprometido a dar pasos adicionales.

El estudio revisa la situación de de 177 países y por primera vez este año incluyó a Estados Unidos.

De acuerdo al análisis, en la región Colombia cumplió en la lucha contra el tráfico de personas, como lo hacen España y la mayoría de países europeos.

Entre los que a juicio de EE.UU. no luchan contra el tráfico de personas, se cuentan también Birmania, Congo, Corea del Norte, Kuwait, Irán, Mauritania, Arabia Saudí, Papúa Nueva Guinea, Sudán y Zimbabue.

De acuerdo al análisis, en la región sólo Colombia cumplió en la lucha contra el tráfico de personas.

En cuanto a la situación de Cuba, el informe puso a la isla en lista negra en 2003, pues se señala que es "principalmente una fuente de niños sujetos al tráfico de personas, sobre todo para su explotación sexual comercial dentro del país".

En el caso de República Dominicana, se explica que es "un país fuente, de tránsito y destino de hombres, mujeres y niños víctimas del tráfico de personas, especialmente para la prostitución y el trabajo forzado", señaló El Nacional citando a Efe.

En este aspecto la ONU ha detectado mujeres dominicanas obligadas a prostituirse en la frontera con Haití, así como hombres y mujeres obligados a trabajar forzadamente en Estados Unidos y Argentina.

En tanto, Argentina salió de la lista de los países en observación para colocarse en el nivel dos, pues aunque no ha cumplido completamente lo requerido, ha hecho "esfuerzos significativos" para alcanzarlos.

En esta categoría se encuentran Bolivia, Ecuador, Perú, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay, Costa Rica, Honduras, El Salvador, Surinam, México y algunos países de las islas del Caribe.

La secretaria de Estado de EE.UU. señaló que "la décima edición anual del Informe de Tráfico de Personas destaca los continuos desafíos alrededor del mundo, incluido EE.UU.".