Ciudad de Guatemala. Debido a la fuerte presencia de narcotráfico especialmente del cartel mexicano Los Zetas, el gobierno decretó estado de sitio en el departamento norteño de Alta Verapaz.

La medida entra en vigencia desde hoy y permanecerá durante 30 días, en los cuales realizarán operativos para capturar a presuntos narcotraficantes, dijo el secretario de Comunicación de la Presidencia, Ronaldo Robles.

La decisión fue tomada por el presidente Álvaro Colom en el  Consejo de Ministros, aclaró.

Con la vigencia del decreto, se suspenden varios derechos constitucionales como la libre organización y protesta, en tanto faculta al gobierno a ordenar la detención de sospechosos de alterar el orden público, y queda prohibido el porte de arma de fuego, salvo para las fuerzas de seguridad.

Según la estatal Agencia Nacional de Noticias, desde las primeras horas de este domingo unos 500 agentes de la fuerza de seguridad llevan a cabo 21 operativos y allanamientos contra las organizaciones criminales de esa zona.

"El trabajo de las fuerzas de seguridad se ha iniciado en dos vías. Un grupo de los efectivos realiza 5 operativos de prevención del delito, revisión de vehículos y despistolización", explica.

Mientras tanto, la otra parte de las fuerzas de seguridad realizarán, en conjunto con fiscales del Ministerio Público, 16 allanamientos en lugares específicos en búsqueda de delincuentes y presuntos narcotraficantes.

Según las autoridades guatemaltecas, el cartel de Los Zetas controla desde hace un año gran parte del departamento de Alta Verapaz con la intención de asegurar la ruta de la droga por el norte de Honduras, Guatemala y México, hasta Estados Unidos.

El gobierno advirtió en un comunicado que las fuerzas de seguridad podrán "repeler o reprimir cualquier acción individual o colectiva" de grupos que se opongan a la recuperación del control del Estado en esa zona.