Madrid. Niveles sólo comparables con 2001, registró la tasa de desocupación en España,  que cerró el 2010 con 20,3% lo que implica que 4 millones 696 mil 600 personas no tienen empleo.

Pero las autoridades advierten que lo peor es que no se avizoran signos de mejoría que complican aún la alicaída economía hispana.

De acuerdo a las cifras entregadas por el Instituto Nacional de Estadísticas de la nación europea, no se habían registrado estos niveles desde 2001 e indican que desde hace 1 años que España vive una escalada de desempleo.

La tasa es considerada como la más alta de la Eurozona, especialmente porque el último trimestre del 2010 fue registró un alza de 1,5% en comparación con igual periodo de 2009.

En 3 años -señala el diario Ambito- España ha pasado de una tasa históricamente baja de menos del 8% de la población activa desempleada a rondar el 20%.

El resto de la Eurozona registra en promedio una tasa de desempleo de 10%, muy por debajo del registro hispano.

La falta de ofertas laborales sigue afectando con más fuerza a los extranjeros que residen en España. En este caso la la tasa es de 30,4% (un total de 1,09 millones), frente al 29,35% del trimestre anterior, y "casi 12 puntos" por encima del desempleo entre los españoles.

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, declaró a inicios de año que en 2011 se podrá "crear algo de empleo". "Pero estaremos lejos de ver el crecimiento de empleo que esperamos".