México DF. Carlos Slim y Bill Gates, los dos hombres más ricos del mundo, con una fortuna que combinada suma más de US$100.000 millones, anunciaron este lunes un esfuerzo conjunto para llevar servicios básicos de salud preventiva a pobres en el sur de México y Centroamérica.

Slim, quien llegó por primera vez este año al tope de la lista de Forbes como el hombre más rico del mundo, patrocinará junto con Gates, cofundador de Microsoft Corp, un programa de vacunación, nutrición infantil y cuidados a recién nacidos dirigido a la población más pobre de la región.

Cada uno donará US$50 millones a la iniciativa.

Objetivo del programa.  El programa de cinco años tiene como objetivo comunidades indígenas -particularmente mujeres y niños- desde el sur de México a lo largo de América Central hasta Panamá.

El programa busca apoyar comunidades indígenas desde el sur de México hasta Panamá.

"Sí, esta es la primera vez (que trabajan juntos en un programa de ayuda) pero seguramente no será la única o la última", dijo Slim a reporteros en el museo de Antropología en la Ciudad de México, dedicado al legado de las culturas indígenas de Mesoamérica.

Caminos distintos en sus donaciones. Ambos personajes han donado una porción de sus respectivas fortunas a través de sus asociaciones de caridad, pero mientras Gates ha enfatizado en el desarrollo de vacunas y nuevas ciencias de la salud, Slim ha canalizado la mayor parte de sus recursos a programas culturales y deportivos.

Los dos empresarios han hecho hincapié en las necesidades de nutrición y salud de los pobres.

"Nuestra fundación tiene mucha innovación en términos de nuevas drogas y vacunas y lo que se necesita son ambas para inventar nuevas herramientas e innovación, y entrega para poner a disposición esas herramientas", dijo Gates.

"Estoy seguro de que encontraremos caminos para trabajar juntos en ambos aspectos y mejorar la salud", añadió.

Mientras que Slim ha preparado a sus seis hijos para continuar con su riqueza e interés público, Gates, padre de tres, ha dicho que espera deshacerse de la mayoría de su enorme fortuna.

Slim ha dicho que un hombre de negocios hace más creando empleos y riqueza a través de la inversión que "siendo Santa Claus".

La nueva iniciativa de salud, que está respaldada también por el Gobierno español, será supervisada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y los gobiernos locales.