El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) informó que durante el año 2010 unos 145 periodistas fueron encarcelados y 44 murieron asesinados en todo el mundo.

También el organismo señaló por medio del “informe Ataques a la prensa en 2010” que los comunicadores cuentan con poco respaldo internacional que defiendan el derecho a la libertad de expresión.

“numerosas organizaciones gubernamentales internacionales creadas para defender la libertad de prensa están incumpliendo de modo sistemático con su misión”, mencionó Joel Simon, director ejecutivo del CPJ.

El director ejemplificó con el caso de la Unesco que se supone está dedicada a la defensa de la libertad de prensa, pero sin embargo pretendia entregar un premio a uno de los líderes que más abusos ha cometido contra los periodistas en Guinea Ecuatorial, el presidente Teodoro Obiang Nguema, un hecho que no se concretó pero jamás debió haberse hecho esa propuesta.

Sin embargo, la institución destacó que algunas organizaciones “criticaron y atrajeron la atención del mundo sobre los abusos contra la libertad de prensa” como fueron los casos puntuales de los relatores especiales de la ONU, Frank LaRue, y de la Organización de los Estados Americanos, Catalina Botero.

En el caso latinoamericano el CPJ afirmó que hubo el resurgimiento de la autocensura y un clima de impunidad que perpetúa la violencia contra la prensa, sobre todo en países como Honduras y México.