Las autoridades de Salud advierten que, lamentablemente, las condiciones favorables para la proliferación del dengue se van a mantener en las próximas semanas.

El panorama se avizora de esta forma debido a la fuerza del invierno, con lluvias producidas por encima de los promedios normales que desembocan en más inundaciones. El agua estancada es uno de los factores que facilita la reproducción del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue.

En las doce semanas epidemiológicas del 2012, hay un total de 3.594 enfermos con dengue en 20 provincias del país, de los cuales alrededor de 51 son por dengue grave o hemorrágico. De la cifra de enfermos existen dos fallecidos en la provincia costera del Guayas.

Ante esto, el fin de semana en varias provincias donde existe un repunte de casos, las brigadas del Ministerio de Salud Pública (MSP) con miembros de la Policía, las Fuerzas Armadas, la empresa de recolección de basura y médicos, efectuaron campañas de prevención con la eliminación de criaderos de mosquitos, al interior y en los alrededores de las viviendas.

La prioridad son los sectores ubicados en los lugares de mayor riesgo al brote de la enfermedad endémica.

El total de personas que tiene dengue representa el doble de los casos registrados en el 2011, según el MSP. Guayas es la provincia con mayor número de contagiados con 1.120 casos, seguida por Manabí, Los Ríos y El Oro. En Ecuador circulaban los serotipos 1, 2 y 3; pero a fines del año pasado se detectó al serotipo 4.

"Es importante conocer que en este año que tenemos una nueva cepa, tenemos decenas de miles de personas que han tenido la enfermedad del dengue y que están expuestas a esta nueva cepa y por ende tienen mayor riesgo de mortalidad", señaló la ministra de Salud Carina Vance.

Además pidió la colaboración de la población con las autoridades para la eliminación de los focos de reproducción del mosquito. "Queremos disminuir la mortalidad por dengue y el número de contagiados".

Se estima que el 70% de la extensión territorial del país tiene condiciones ambientales propicias para la reproducción del vector transmisor del Dengue.

El vector se reproduce en una serie de depósitos o recipientes de agua que se encuentran exclusivamente en las viviendas, por ser agua limpia.

Para el ex ministro de Salud, Francisco Andino, el problema amerita una reingeniería en el Servicio Nacional de Erradicación de la Malaria (SNEM). En diálogo con la Agencia Andes propuso que se cree un organismo que investigue las enfermedades relacionadas con el clima y no sólo las vectoriales relacionadas con el dengue.

“Enfermedades ‘metaxénicas’ entre otras pueden investigarse, como los pronósticos que se hacen en Cuba, de enfermedades bajo el condicionamiento de clima”, detalló el también ex director del Hospital de Infectología de la ciudad costera de Guayaquil.