Los máster de títulos propios otorgados por las universidades españolas no serán reconocidos en el Ecuador. El Consejo de Educación Superior (CES) emitió el 5 de diciembre pasado una resolución en la que establece que el nivel “de los estudios conducentes a la obtención de los Títulos Propios de España no corresponde al nivel de formación de los estudios y de las titulaciones oficiales, que imparten y emiten las instituciones de educación superior”.

Por tanto, el CES dispuso a la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senescyt) que a partir de la vigencia de esta resolución no se reconozca ni se inscriba en el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior del Ecuador (Sniese) dichos títulos.

La resolución señala que los estudios de dichas titulaciones “no son objeto de homologación, en razón de que no tienen el rigor académico de los estudios oficiales de educación superior del Ecuador”.

La medida también se extiende para los títulos propios que ya constan como registrados en la Senescyt. En cada uno de esos títulos se colocará una observación en la que se estipula que el título no equivale a titulaciones oficiales contempladas en la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES).

Los alumnos que han cursado este tipo de posgrados en el país ibérico ya tuvieron problemas desde el año pasado para registrar sus títulos.

Hace dos años, Jennifer S. estudió la maestría de Periodismo de Agencia en la Universidad Rey Juan Carlos, pero no pudo homologar su título porque esta institución no constaba en la lista de universidades acreditadas por la Senescyt.

Para validarlo, le pidieron una serie de documentos como la malla curricular y la autenticación del título.

Cuando regresó con esos documentos a la Senescyt, no se los tramitaron porque correspondían a un título propio.

En este mismo caso se encuentran unos 30 becarios de la fase 2010-2011 de la Senescyt, que se fueron a estudiar a España maestrías con título propio. El novio de Tatiana T. ganó una beca de la convocatoria abierta: “se suponía que ambos iríamos a Madrid, pero nos mandaron un e-mail diciendo que “se fijen bien” que los títulos de España no sean títulos propios porque sino no van a ser válidos aquí ( ...). Nos metieron en un lío porque tocó buscar otra universidad y en Madrid ya no se consiguió nada”.

“En ningún momento informaron de este ‘pequeño’ detalle, en ningún e-mail, ni en ningún documento de postulación; me pareció una irresponsabilidad que se dieran cuenta cuando ya habíamos ganado; nos cambiaron los planes por completo y lo que fue peor, es que mi novio pagó la matrícula de la universidad, hizo un préstamo y como se suponía que se iba renunció al trabajo, nos tocó volver a hacer todo el trámite”.

Eduardo C., que obtuvo un máster en Neuropsicología Clínica en la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla), fue a estudiar desde 2009.

En julio de 2011 registró su título a través de un Comité de la Senescyt que analizó el pénsum y no tuvo problema. Sin embargo, ahora se sorprendió porque en el registro de su título aparece la observación de que este no es de cuarto nivel.

Esta observación le trae problemas: “me perjudica totalmente, yo estoy por presentarme a un concurso para profesor titular de la Universidad de Cuenca y hace dos meses tenía todos los papeles en regla para presentarme y ahora no puedo porque no se reconoce el título de cuarto nivel”. Además paga mensualmente el crédito en el IECE de US$18.000.

Héctor Rodríguez, subsecretario general de Educación Superior, anticipa que analizan reformas a esta resolución.

Pero reitera que como Estado no pueden reconocer títulos que no están validados por el órgano oficial de la educación superior en España; es decir, el ministerio de Educación.

“No se puede reconocer como título de cuarto nivel porque la resolución es expresa, estamos buscando una salida a través del reglamento de régimen académico”, indica.

En cuanto a los becarios 2010-2011 explicó que se les dio la alternativa para que extiendan su beca a fin de que puedan continuar sus estudios, tomar créditos o puedan conseguir otras maestrías y consigan títulos oficiales. “Lo importante es que regresen al Ecuador con la mejor formación posible”.

Enrique Santos, de la comisión de posgrados del CES, dice que “lamentablemente hay un manejo inadecuado de este tema por parte de las universidades españolas; en España un máster de título propio no le sirve para un doctorado, se requiere una maestría oficial”.

Santos reconoce que se encuentran ante un dilema jurídico para el cual se buscan alternativas, una de ellas podría ser que los chicos homologuen sus títulos a través de convenios con universidades españolas para que tengan un título oficial. Las autoridades educativas explican que una decisión similar ya la adoptaron países como Perú, Chile y Colombia.

Testimonios: Perjudicados:

Albertina Navas
Profesión: Periodista
Situación: No ha podido registrar sus títulos de maestría realizados en la Universidad Carlos III de España y en la Universidad Adolfo Ibáñez de Chile.

‘Se generaliza a todos’
“La Senescyt ni siquiera me aceptó el trámite para legalizar mis maestrías, me dijeron que no se podía hacer nada, solo me dieron la resolución del CES. El problema de este documento es que no hay ninguna distinción, generaliza a todos los títulos propios. Nadie se opone a que hagan una verificación caso por caso de la malla curricular, calidad del claustro, número de créditos, pero no pueden hacer una afirmación contundente (de que no hay rigor académico) porque ahí sí caen los buenos, los malos y los excelentes.

Los títulos propios sí están regidos por el Consejo de Universidades Españolas, sí cumplen con una serie de normativas, no se trata de títulos ‘tres chanchitos’ o títulos de universidades malas, no. La diferencia es el enfoque, el uno para investigación y el otro para la práctica profesional.

En la Universidad de Navarra en donde realizaré mi doctorado aceptan las dos maestrías sin problemas y aquí no. Únicamente tomaré los créditos de complementación”.

Galo Betancourt
Profesión: Documentalista
Situación: Ingresó su trámite en la Senescyt pero le contestaron que no se podía registrar. Su título es de la Universidad Autónoma de Barcelona.

‘Es una resolución ilógica’
“Es ilógico que no puedan inscribir a los que vienen, es un error. Mi título es del 2004 y mis compañeros ya hicieron el trámite. No tiene sentido que tomen esta resolución.

No puede ser que por una disposición no se permita registrar los títulos que te costaron hacer allá en España, en una de las universidades más destacadas del mundo, ¿por qué no van a reconocer?

Es una incongruencia porque el propio Estado me ha otorgado recursos económicos dos veces (para la realización de sus documentales). El Estado me ha reconocido; he ganado premios por mi trabajo dentro y fuera del país y esto tiene que ver con la formación de mi máster. Yo repliqué esa formación como docente universitario, igual en los documentales y la carrera en el periodismo siempre mi máster ha sido un baluarte”.