Quito. Militares ecuatorianos destruyeron 1,3 millones de plantas de amapola, materia prima para fabricar drogas como la heroína y la morfina, y 13.610 de coca, en operativos de control contra el narcotráfico en 2013, informó este jueves el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

Estas plantaciones fueron localizadas principalmente en las provincias andinas, indicó un reporte de la institución.

La plantación de amapola más grande se descubrió en agosto pasado en la localidad de Alausí, en la provincia andina de Chimborazo (centro), donde los militares destruyeron 500.000 plantas.

La producción de cultivos ilícitos es ilegal en Ecuador, aunque los campesinos sostienen que crecen de forma silvestre.

Según el último informe sobre el monitoreo de cultivos ilícitos realizado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, siglas en inglés) en 2010, Ecuador tiene menos de 25 hectáreas de plantaciones ilegales, pese a encontrarse entre Colombia y Perú, dos grandes productores de coca.

"La incidencia de cultivos es incipiente. Prácticamente hay una situación de estabilidad, no hay extensiones notables, se ha notado que se ha erradicado lo que se ha visto", dijo entonces Flavio Mirella, representante para Ecuador y Perú de la UNODC.

El informe reportó que en Perú se detectaron 61.200 hectáreas de cultivos ilícitos y en Colombia 62.000.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Ecuador agregó que el año pasado se realizaron 73 operaciones de control de narcotráfico en las que se incautaron 5.478 kilogramos de droga y se detuvo a 26 personas.

"La presencia del narcotráfico internacional en nuestro país ha sido contrarrestada gracias a la oportuna y estratégica acción de las Fuerzas Armadas en apoyo a la Policía Nacional", indicó la institución en un reporte en el que difundió los logros alcanzados en 2013.

El informe detalló que durante todo el año se realizaron un total de 88.804 operaciones militares de seguridad, defensa territorial y apoyo a la acción del Estado.

En cuanto al control de armas, los uniformados decomisaron 4.126 armas de fuego, 399.771 municiones y 176.153 tacos de dinamita, y detuvieron a 330 personas.

Además, confiscaron 170 dragas en 84 operaciones contra actividades de minería ilegal que se registra principalmente en las provincias de Zamora Chinchipe, Azuay, Esmeraldas y El Oro.

En otras operaciones realizadas el año pasado, los militares recuperaron 171 embarcaciones y motores fuera de borda reportados como robados.