En Montañita, la marea alta despejó ayer un área de playa que separa las aguas del océano con las del estero Chicharrón, el cual se encuentra en proceso de remediación debido a los riesgos de una posible contaminación.

Según comuneros, este aumento de nivel de las aguas del estero se inició la madrugada de este lunes. Moradores y miembros del sector turístico temen una posible contaminación de la playa, pues el agua verdosa y con malos olores del estero desembocó en el mar.

A lo largo del estero se observaron peces, camarones y larvas muertas. Así como lechuguines que, según dijo el intendente Carlos Peredo, son parte del plan de biorremediación ambiental, que se aplica durante meses para contrarrestar la contaminación que se reporta.

Representantes de la Gobernación, Municipio de Santa Elena, de los ministerios del Ambiente y de Turismo y Senagua mantuvieron una reunión con comuneros para explicar qué medidas se deben aplicar.

Una de ellas fue que se bloquee el paso de las aguas del estero. Se anunció que maquinaria del Municipio de Santa Elena la tarde de ayer acudiría a realizar esos trabajos.

“Hemos constatado que es una acción de la naturaleza. Ha estado en tratamiento el agua de este estero, estaba en un proceso de biorremediación (...), se nos ha informado que no hay riesgo de contaminación, el agua que salió ya se encontraba tratada”, afirmó Peredo.

Sobre las presuntas guías que estarían conectadas clandestinamente, Juan Pinto, teniente político de Manglaralto, dijo que para mañana se prevé realizar una inspección junto con personal de Aguapen.

Para hoy se espera una cuadrilla de la Empresa Municipal de Aseo de cantón Santa Elena (Emasa) para que limpie los ductos cajones y alcantarillas.

El año pasado, en la Corte de Justicia de Santa Elena se siguió un proceso por el supuesto delito de contaminación porque, al parecer, aguas residuales habrían sido arrojadas al estero y posteriormente al mar, en marzo pasado, tras un desfogue que habría sido forjado de manera intencional.

Las aguas residuales en Montañita son enviadas al sistema de bombeo, que las traslada a las lagunas de oxidación, donde deberían ser tratadas.

Podría ocurrir que esas aguas, al no ser usadas en alguna actividad, se rebosen y lleguen al esterillo Cucaracha, el cual se une al río Montañita (conocido también como Chicharrón), que se dirige al mar y, ante una situación como la de ayer, se une con este.