Con la premisa de que los derechos humanos no pueden convertirse en mercancía, Ramiro Rivadeneira, defensor del Pueblo, destacó el trabajo coordinado e interinstitucional que realizan varias entidades del Estado para apoyar a las personas migrantes que fueron afectadas por la crisis hipotecaria en España.

Entre los logros alcanzados en esta problemática, Fernando Flores, embajador de Ecuador en España, manifestó que el Estado contrató un equipo jurídico para dar atención inmediata a los ecuatorianos. “Tenemos una obligación moral con el ciudadano ecuatoriano para defender su derecho del acceso a una vivienda digna”, añadió.

En el tema de procesos de retorno de las personas migrantes, Giovanna Tipán, subsecretaria de la Secretaría del Migrante (Senami) recalcó el Programa Bienvenidos a Casa, enfocado en el acompañamiento en el retorno al país; la formación y capacitación; la inserción económica; y la asesoría para la inserción laboral.

“La Senami promueve el retorno voluntario, digno y sostenible de los migrantes Ecuatorianos. Trabajamos en la transversalización de la política migratoria con diferentes instituciones. Además, nuestras casas ecuatorianas en el exterior son el vínculo de los compatriotas con el país”, indicó la subsecretaria.

Por su parte, Rivadeneira ratificó la urgencia de debatir el trato que reciben, no solo quienes migran al exterior, sino los extranjeros que llegan al país. “No todos los extranjeros que ingresan al país lo hacen en las mejores condiciones”, puntualizó.

Finalmente, destacó que las instituciones no pueden avanzar por si solas, pues, necesitan de instituciones fraternas para alcanzar objetivos comunes. Para estos logros, los ministerios del Interior, Salud, Agricultura, Educación, entre otros se vincularon al trabajo que realiza la Senami.