Washington. En el marco de las medidas de seguridad implementadas por el gobierno de Estados Unidos para evitar atentados en el transporte aéreo, se anunció que desde este mes se analizará el “perfil” de todos los pasajeros provenientes del extranjero que lleguen a sus aeropuertos.

Según informaron diarios estadounidenses, se verá si el aspecto y características personales de los pasajeros corresponden a los de un potencial terrorista, dijo Univisión.

Los principales puntos que se tomarán en cuenta será la edad, nombre, nacionalidad y países recientemente visitados por el pasajero, informó The Wall Street Journal.

Los nuevos análisis también se aplicarán a los ciudadanos estadounidenses.

Después que en la Navidad pasada se viviera un fallido atentado terrorista en un vuelo entre Amsterdam y Detroit, Estados Unidos aumentó los exámenes a extranjeros procedentes de Cuba, Irán, Sudán y Siria, y de otros diez "países de interés", que son en su mayoría musulmanes.

Los viajeros provenientes de esos 14 países determinados por la Seguridad del Transporte (TSA), tenían que pasar por el escáner de cuerpo entero, un registro corporal y una revisión exhaustiva de su equipaje de mano.

Desde ahora las revisiones adicionales se basarán en información de organismos de inteligencia, para ver si hay coincidencia entre los viajeros y características de sospechosos.

El gobierno de EE.UU. seguirá manteniendo la lista con los nombres de los sospechosos de terrorismo para aumentar la seguridad.