Chicago. Casi uno de cada cinco hombres homosexuales y bisexuales en 21 grandes ciudades estadounidense está infectado con el VIH, y casi la mitad de ellos no lo sabe, dijeron funcionarios de salud el jueves.

Los hombres jóvenes, sobre todo los afroamericanos, son los menos propensos a saber si tienen VIH, de acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

"Para los hombres jóvenes que tienen sexo con otros hombres -incluyendo los afroamericanos, que son los menos propensos a saber si están infectados- el futuro está realmente en riesgo", dijo el doctor Jonathan Mermin, director de la División de Prevención de VIH/sida de los CDC, en un comunicado.

"Es crítico que lleguemos a estos hombres jóvenes a tiempo con servicios de prevención y control del VIH y que sigamos ofreciendo estos servicios vitales a medida que envejecen", agregó.

El estudio examinó a 8.153 hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres en 21 ciudades que participaron en el "National HIV Behavioral Surveillance System" del 2008. En el sondeo se analizó la prevalencia del VIH y el conocimiento acerca del estatus del virus entre este grupo de hombres.

El equipo descubrió que el 28% de los hombres afroamericanos homosexuales tenía el VIH, el virus de inmunodeficiencia humana que causa el sida, en comparación con el 18% de los hispanos y el 16% de los blancos.

La incidencia del virus en este grupo de hombres está muy relacionada con la educación y el ingreso, escribieron los autores en el reporte semanal de muerte y enfermedades de los CDC, e hicieron notar que a menor nivel socioeconómico hay mayor probabilidad de contraer el VIH.

La edad también influye en si los hombres están al tanto de su enfermedad. Entre aquellos que tenían 18 a 29 años, el 63% no sabía que tenía el virus, en comparación con el 37% de los hombres mayores de 30.

Esto es especialmente peligroso porque los CDC estiman que la mayoría de las nuevas infecciones de transmisión sexual son contagiadas por personas que no saben que están enfermas.