Bogotá. La canciller colombiana, María Ángela Holguín, presentó un estudio que muestra los resultados sobre las percepciones, opiniones y actitudes de los colombianos con respecto al mundo y el lugar que ocupa el país en el ámbito global.

“Los resultados del estudio muestran lo difícil que es entender a los colombianos. El 51% cree que Colombia es muy importante en el plano mundial, al mismo tiempo son reacios con los extranjeros, pero quieren que los demás países comercien y cooperen”, comentó la ministra al referirse al libro "Colombia y el mundo 2010: opinión pública y política internacional".

De acuerdo con el estudio, el 81% de los colombianos aprueban el trabajo hecho por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, en materia de política exterior.

El hecho que Colombia esté en el Consejo de Seguridad de la ONU, la presidencia de Unasur y el haber integrado el grupo del pacífico con Chile, Perú y México, “han hecho que la gente se dé cuenta que el país está en algo distinto en materia de política exterior”, indicó la canciller.

El optimismo también se ve reflejado en que el 51% de los encuestados cree que Colombia juega un rol muy importante en el plano internacional y el 80% cree que el lugar que ocupa el país a nivel mundial es más importante que hace diez años.

“Por décadas, Colombia ha estado sumergido en su propio conflicto, lo cual no le ha permitido mirar hacia afuera. Durante años nos hemos dedicado a hablar de drogas, secuestro y conflicto (…) Esto nos ha impedido vernos como un país con fortalezas”, analizó Holguín.

Por otro lado, la publicación muestra un cambio de percepción en la sociedad con respecto a las regiones que deberían ser prioritarias para la política exterior colombiana.

De esta manera, Norteamérica quedó en el segundo puesto con el 25%, cediéndole el primer puesto a América Latina con el 45%.

En cuanto a la relación que debería impulsar Colombia en la zona, el 40% piensa que debería ser de liderazgo.

Finalmente, en cuanto a la ayuda de Estados Unidos en la lucha contra la droga, el 70% apoya el Plan Colombia.

No obstante, al 63% de los colombianos le gustaría que los recursos fueran supervisados por autoridades estadounidenses y el 44% está en contra de la posibilidad de que haya agentes de ése país en el territorio nacional.