Quito. La Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA) tendrán su sede en el centro histórico de Quito, así lo aseguró el presidente Rafael Correa en su habitual informe de labores.

Correa señaló que la sede de la ONU se construirá en el antiguo edificio del colegio Simón Bolívar y que el de la OEA se construirá en otro de los edificios patrimoniales del centro histórico que el estado se encuentra rehabilitando.

En el sector reconocido por su arquitectura colonial, además, se construirá la sede de las embajadas de Palestina, México, El Salvador, Paraguay, Venezuela y Nicaragua y se podría incluir la representación de  Arabia Saudita una vez que su rey  había mostrado su interés de tener una embajada en Quito tras la visita que el mandatario realizó a ese país la anterior semana.

Para la construcción de estas sedes el gobierno invertirá US$19,9 millones, un gasto que el presidente justificó, pues dice que el centro histórico se dinamizará con estas embajadas.

“Pese a que este año es difícil este es un proyecto prioritario en el programa de inversiones (del gobierno), es lo que llaman gasto público los sufridores pero imagínense como se va a dinamizar el centro histórico por lo que es una gran inversión y la carita de Dios se lo merece y ese centro histórico que es el mejor del mundo también”, señaló Correa.

Este proyecto forma parte de un plan mayor para repoblar el centro histórico de la capital y que consiste en la remodelación de casas patrimoniales y la recuperación del expenal García Moreno como sucedió con el antiguo hospital Militar que ahora funciona como el Centro de Arte Contemporáneo.

"Queremos llevar hoteles cinco estrellas, por ejemplo el antiguo Hotel Humboldt conocido como el edificio del Banco la Previsora", aseguró el mandatario sobre el proyecto que busca que el centro histórico albergue los mejoers hoteles y embajadas del mundo.